Colombianos claman contra asesinato de líderes sociales

Por EFE

Decenas de miles de personas salieron a las calles de toda Colombia en un clamor de rechazo a los asesinatos de líderes sociales que representan la fachada de las nuevas dinámicas del conflicto armado y que ahora tienen en el punto de mira a quienes alzan la voz por sus comunidades.

La Defensoría del Pueblo cifró en 462 el número líderes sociales asesinados entre el 1 de enero de 2016 y el pasado 28 de febrero, aunque otras organizaciones elevan la cifra hasta más de 700 y las amenazas se cuentan por centenares.

Las marchas que se replicaron en decenas de ciudades del país fueron convocadas por el movimiento "Defendamos la paz" y tuvieron una voluntad de alejar las ideologías con el fin de unir a todo el pueblo colombiano bajo una sola voz.

Fue por ello que contaron con la participación de los miembros de al menos una decena de partidos de diversas corrientes ideológicas.

Días antes, los movimientos políticos de la izquierda colombiana retaron al presidente Iván Duque y a sus ministros a que salieran a rechazar esta violencia que desangra el país.

A ese llamado acudió Duque en Cartagena de Indias, desde donde reiteró su "compromiso con la causa de la protección y defensa de los líderes sociales" y manifestó que no era un día para "causas ideológicas" ni de "Gobierno y oposición".

En la capital colombiana marcharon funcionarios de entes públicos como la Defensoría del Pueblo o algunas subsecretarías de la Alcaldía de Bogotá.

En la cabecera de la manifestación se agolparon algunos de los rostros más conocidos de la política colombiana, como el senador Iván Cepeda, del izquierdista Polo Democrático Alternativo; el congresista Roy Barreras, cercano al expresidente Juan Manuel Santos, o el líder de la FARC, Rodrigo Londoño, conocido en su época de guerrillero como "Timochenko".

También hizo presencia el que fue el negociador de paz del Gobierno con la guerrilla de las FARC, Humberto de la Calle, quien dijo a Efe que "una sociedad tiene que ser absolutamente clara en reprimir y reprochar todo intento de destruir el liderazgo social".

Por otro lado, el líder opositor Gustavo Petro consideró que los asesinos de líderes sociales se sienten "legitimados" por el "discurso de la violencia del Gobierno y de los sectores políticos que lo acompañan".

"Son discursos anacrónicos llenos de odio que quieren mantener a la sociedad colombiana como lo han hecho en los últimos dos siglos: en guerras permanentes", dijo a Efe el hoy senador.

Colombianos claman contra asesinato de líderes sociales

PARA MÁS INFORMACIÓN DE COLOMBIA Y EL MUNDO, AQUÍ.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo