Sociedades médicas exigen mayor regulación para los cigarrillos electrónicos

Advierten que su uso está asociado con el deterioro de la salud mental y la aparición de enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

Por Lina Uribe

Debido a que en Colombia no existen normas para la distribución y el uso de Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (SEAN) y de Sistemas Similares Sin Nicotina (SSSN), nueve organizaciones presentaron un documento ante la Comisión Séptima del Senado de la República con el fin de que se implemente una reglamentación para estos dispositivos.

De los SEAN y los SSSN hacen parte los cigarrillos electrónicos, los narguiles, los vaporizadores personales y las pipas electrónicas, que funcionan con sustancias que pueden o no incluir nicotina extraída de las hojas del tabaco. Este componente también está presente en los cigarrillos convencionales y es el que genera adicción.

Las organizaciones firmantes del documento fueron la Asociación Colombiana de Neumología y Cirugía de Tórax, la Asociación Colombiana de Medicina Interna, la Sociedad Colombiana de Medicina Familiar, la Escuela de Salud Pública de la Universidad del Valle, la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad ICESI, la Red Colombiana de Instituciones de Educación Superior y Universidades Promotoras de Salud, la Fundación Anáas, la Red Papaz y Educar Consumidores.

Lea también: 5 gráficos que muestran cómo se ha disparado la venta de cigarrillos electrónicos en el mundo

“Esta iniciativa tiene como fin que el proyecto de ley 174, que se viene tramitando en la Comisión Séptima del Senado, incluya una normatividad integral de regulación de los SEAN y los SSSN en Colombia dados los riesgos asociados a estos dispositivos y su impacto negativo para la salud pública, en especial en la población adolescente y joven”, dijo la doctora Yuri Takeuchi, docente de la Universidad Icesi.

En el pliego que los profesionales de la salud presentaron ante los senadores se argumenta que el uso de estos dispositivos está asociado con el deterioro de la salud mental, con enfermedades cardiovasculares y respiratorias, con la aparición de cáncer y convulsiones, con un deterioro de la salud oral, con intoxicaciones y con el consumo posterior de tabaco fumado y de otras sustancias psicoactivas.

También se explica que, en Colombia, el 9% de los adolescentes escolares usan cigarrillos electrónicos, el mismo porcentaje que quienes consumen cigarrillos tradicionales, con base en la Encuesta nacional de tabaquismo en jóvenes del año 2018. En cuanto a los estudiantes universitarios, el 16,6% de estos ha usado cigarrillos electrónicos alguna vez en la vida, según el III Estudio epidemiológico andino sobre consumo de drogas en la población universitaria.

“La capacidad de generar adicción por una sustancia psicoactiva está relacionada con la cantidad y la velocidad con que esta llega al cerebro. Teniendo en cuenta que los SEAN de última generación tienen una mayor eficiencia en la liberación de nicotina en cada inhalación y una capacidad para utilizar mayores concentraciones de nicotina en sus líquidos, hay un mayor potencial de favorecer la aparición de una adicción más temprana y fuerte a este tipo de productos”, afirmaron los médicos en la carta.

Otro de los riesgos expuestos es que los saborizantes y aromatizantes usados en cigarrillos electrónicos y dispositivos similares son un atractivo para niños y jóvenes. “El 81 por ciento de los niños que alguna vez consumieron productos de tabaco comenzaron con un producto con sabor”, explicaron los firmantes.

Le recomendamos: ¡Mucho cuidado! Cigarrillo electrónico explotó en la boca de un joven y le quitó varios dientes

Por todo lo anterior, entre las recomendaciones al Senado de la República sobre este tema están que se asuman los SEAN y los SSSN como sucedáneos del tabaco para que puedan ser regulados por las leyes que se refieren al consumo de este producto, que haya restricciones de saborizantes y nicotina, que no se consideren una estrategia para la reducción del consumo de tabaco y que exista una normativa tributaria aplicada a todos estos dispositivos.

Otros pronunciamientos

Siete organizaciones médicas y científicas, entre las que hay tres de las que firmaron el documento presentado a los senadores, se unieron para elaborar una declaración sobre el uso de cigarrillos electrónicos y otros sistemas similares con o sin nicotina. La iniciativa fue una de las ganadoras del Premio del Día Mundial sin Tabaco, que la Organización Mundial de la Salud concede cada año a los aportes notables en la lucha contra los efectos perjudiciales del humo del tabaco.

“Todos los profesionales de la salud estamos muy preocupados por los daños que representan estos dispositivos, pero, sobre todo, nos alarma la falta de interés de los países, incluido Colombia, para promover políticas de salud pública claras frente al consumo de cigarrillos electrónicos en lugares públicos y de manera libre”, dijo la doctora Diana Dávalos, jefa del Departamento de Salud Pública y Medicina Comunitaria de la Universidad ICESI.  

Más noticias de Colombia, aquí.

También le puede interesar:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo