Cómo evitar el derroche de energía en las empresas y mitigar el cambio climático

Entre el 10% y el 20% del consumo energético de las organizaciones en Colombia se puede catalogar como derroche y gran parte se debe a malos hábitos y falta de mantenimiento adecuado.

Por María Paula Suárez Navas

Juan Pablo Rojas es un ingeniero que pasó los últimos cinco años de su carrera como empleado dirigiendo en el centro de control de la empresa de energía Codensa, donde monitoreaba en tiempo real el consumo energético de la ciudad y alrededores, cuyos habitantes consumen el 25% de la energía de todo el país.

Durante sus turnos nocturnos y de fines de semana comenzó a darse cuenta de que la información en tiempo real le permitía identificar los hábitos de consumo de las industrias y de las personas, y comenzó a parecerle absurdo ver picos elevados de energía en algunos sectores, incluso en horas de la madrugada.

Fue entonces cuando decidió renunciar y crear una empresa y un centro del control con el cual pudiera monitorear en tiempo real el consumo de energía en hogares y organizaciones y así poder efectuar una estrategia de ahorro de energía que es su forma más elemental se basa en cambiar hábitos de consumo.

“El 30% de la energía que nosotros consumimos se podría evitar sin cambiar nada, solo implementando buenas prácticas”, dice Rojas. “Por ejemplo, una tienda no tiene por qué tener consumos altos de energía después de las 9 de la noche cuando se supone que ya ha cerrado, o incluso antes de abrir”, afirma.

Un estudio liderado por Vértebra Soluciones, la empresa creada por Rojas, demostró que, haciendo un promedio, con la electricidad desperdiciada por las empresas colombianas en 2018, se generaría luz para 300.000 hogares durante un año.

Así mismo estableció que el sector financiero, comercio, restaurantes, hoteles, servicios de entretenimiento y salud puntean el ranking de los segmentos que más gastan energía; cada empresa de estos sectores puede llegar a consumir entre 15 y 25 millones de kilovatios-hora al año, equivalente a iluminar 35 hospitales durante 2019.

“Donde más se hace derroche es en sistemas de climatización y aparatos que solo es necesario prender cuando se necesita empezar la operación. Esos aparatos a veces quedan prendidos toda la noche o se prenden antes de que sea necesario. Generalmente son calentadores, máquinas de extracción, equipos de inyección y aire acondicionado”, explica el ingeniero.

Muy pocos negocios controlan de manera adecuada la temperatura de sus equipos, como neveras, cuartos fríos en producción de alimentos o incluso en los sistemas de aire acondicionado de los locales en los centros comerciales.

Sin embargo, el desconocimiento sobre cómo ahorrar recursos es el mayor problema energético que enfreta el país ya que esto no solo tiene consecuencias económicas sino medioambientales a largo plazo, como el calentamiento global.

Según Rojas, los sectores anteriormente mencionados son el 20% de la demanda energética del país. “Si solamente se corrigieran esas fugas no habría que instalar llaves térmicas ni tecnologías de reposición. La mejor tecnología es la voluntad y los hábitos del ser humano. (…) Ahora bien, si se ahorrara energía en estos sectores se podría abastecer una ciudad como Tuluá encendida durante todo un año”.

Es importante que en las organizaciones y los hogares colombianos haya conciencia del consumo de energía, no solo por economía, sino por reducir las cantidades de CO2 que son expulsados al medio ambiente.

“Lo primero es conocer cuánta energía se está consumiendo, cómo se consume y reducir el derroche de manera tradicional. Cuando una empresa sepa que está consumiendo lo mínimo que se necesita para operar puede pensar en estructurar en un recambio tecnológico o incluso instalar otras tecnologías como paneles solares, pero antes de eso el impacto en la reducción será bajo”, dice Rojas.

 

Frase:

“Hoy todavía es difícil decirle a una compañía que cambie su tecnología. Es más fácil sensibilizar al personal, esto también ayudará que ahorren en sus casas y les enseñen a sus hijos”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo