logo
Noticias
 /
Noticias 22/05/2019

Tuvo contacto con un ovni, murió tres días después y su cuerpo desapareció

Colombiano tuvo contacto con un ovni, murió tres días después y su cuerpo desapareció.

El extraño caso fue reconstruido por El Tiempo, revelando detalles de lo sucedido en Anolaima. Arcesio Bermúdez es el protagonista de esta historia que sucedió hace 50 años y que se convirtió en un hito en la población.

Uno de los testigos fue Mauricio Gnecco, que para ese momento tenía 13 años. Él relató al medio cómo ocurrieron los hechos.

Cuenta que para esa época estaba de vacaciones y lo llevaron a una finca junto a sus primos a pasar varios días. La finca era propiedad de Arcesio  y Lucrecia Bermúdez, ambos primos de Rosa, la tía de Mauricio que viajó hasta Anolaima con él y ocho niños más desde Bogotá.

La noche del 4 de julio de 1969 sucedieron los hechos. Dice Mauricio que en la finca no había luz y los niños más grandes aprovechaban para salir de la casa y ver las estrellas. En un momento vieron una muy brillante, que s veía muy cerca. Primero pensaron que se trataba de un avión.

“Después de un rato no sonó nada y volví a mirar que la lucecita estaba más grande y se le veía movimiento, lento, pero había movimiento. Seguíamos esperando el sonido pero no se escuchaba nada”, indicó Mauricio a El Tiempo.

Mauricio iluminó la estrella con una linterna y entonces la luz empezó a dirigirse hacia ellos. Hasta que los tuvo muy cerca.

Los gritos de los niños llamó la atención de los grandes y fue cuando Arcesio se acercó a la luz para ver qué era. Las 13 personas que vieron el objeto dicen que estaba a 12 metros de altura y era del tamaño de un carro. El objeto no tocó a Arcesio, pero sí estuvieron muy cerca durante unos cuatro minutos.

La enfermedad y la muerte

Después de eso el señor se enfermó. Dicen quienes lo vieron que tenía vómito y diarrea. Pero lo que más llama la atención era la temperatura tan baja que tenía. Arcesio decía tener mucho frío.

Así pasaron tres días y al final el hombre murió.

Su cuerpo

Tras su entierro el caso se volvió de interés nacional e internacional. Hasta fue reportado por varios medios de comunicación. Algunos investigadores le pidieron a la familia que permitieran un estudio del cuerpo, pero se negaron.

Seis años después, cuando iban a hacer la exhumación del cuerpo, descubrieron que el cadáver no estaba en la tumba.

El hecho sigue generando dudas y el propio Mauricio cuenta que le ha dedicado gran parte de su vida a buscar respuestas.

También le puede interesar:

MÁS NOTICIAS DE COLOMBIA Y EL MUNDO, AQUÍ.