La inseguridad en Colombia no es culpa de los venezolanos

Le contamos las cifras y los datos sobre delitos y cómo las falsas percepciones han creado xenofobia: Segunda entrega de 'De venezolanos a 'veneco': percepción de una crisis migratoria'.

Por Natalia Martinez y Esperanza Arias

Desde que la Agencia de la ONU para los Refugiados en Colombia fue a PUBLIMETRO para hablar sobre el papel de los medios de comunicación en la propagación de un sentimiento xenófobo hacia los venezolanos que estaban llegando a nuestro país, como sala de redacción hicimos el esfuerzo por cambiar las prácticas en torno a la titulación y enfoque de nuestros contenidos.

Decidimos cambiar los términos que pueden generar violencia y empezamos a usar la palabra ‘extranjeros’ cuando las temáticas se especializaban en hechos negativos propiciados por venezolanos, ecuatorianos, polacos, franceses, o cualquier no nacional, con el fin de no estigmatizar a toda una población por los actos de unos pocos.

Sin embargo, lo primero que notamos como sala de redacción fue el rechazo de los lectores y nuestra audiencia por esta nueva táctica no discriminatoria. Nuestros canales virtuales se llenaron de ataques y comentarios impulsados por la sensación de que estábamos encubriendo un fenómeno que ante la percepción ciudadana era real: con la llegada de los venezolanos aumentó la inseguridad en el país.

Con esta arriesgada premisa revisamos el estudio de nuestro aliado Burson Cohn & Wolfe, que desarrolló un análisis estadístico sobre lo que hablamos los colombianos sobre la migración venezolana a nuestro país desde el 21 de enero de 2018 hasta el 21 de enero de 2019.

En definitiva, los rasgos encontrados sí arrojan una certeza: los colombianos hablan con xenofobia y se sienten inseguros con la llegada masiva de los vecinos y en esa medida, nos propusimos  comprobar o desbaratar el mito que aborda que las cifras han cambiado en torno a actos delictivos con la migración venezolana.

¿Qué sienten los colombianos con la migración?

“Las encuestas de percepción ciudadana de las principales ciudades del país señalan que, entre 2016 y 2017, la proporción de la población que se siente insegura con la llegada de los venezolanos ha venido aumentando”, señala el informe de la Fundación Ideas Para la Paz (FIP).

Por ejemplo, en la frontera cucuteña, en donde la crisis se ha hecho presente con más fuerza, el 66% de la población considera que los venezolanos representan una amenaza para la ciudad, según la encuesta Cúcuta Cómo Vamos, 2017.

En La Guajira, la situación es similar y son los empresarios los que promueven la idea que señala que los altos niveles de inseguridad se deben a la migración.

En Medellín, el 54% de la población considera que esta migración tiene efectos negativos sobre la seguridad ciudadana, según una encuesta de la Universidad de Medellín de 2017.

Sin embargo, los datos se alejan de este imaginario colectivo y solo sería un tema de percepción errada.

¿Qué dicen los datos?

Según las cifras de la Policía Nacional, el número de capturas disminuyó en el país desde 2015 hasta 2017, pero la de venezolanos aumentó, todo apoyado en que las cifras de ingreso de los migrantes aumentaron paralelamente al recrudecimiento de la crisis sociopolítica que vivió el vecino país.

Pero la cifra de capturas  de venezolanos versus las detenciones, en general, es muy pequeña para determinar que pese significativamente en el conteo final.

Así, en Colombia, para el periodo 2017 las capturas fueron de 238.429 en total, pero las de venezolanos fueron 2073, lo que no representa ni siquiera el 1% del gran total.
En comparación con cifras de otros años, esta es mucho menor, pero sí ha crecido.

En cuanto a los reclusos venezolanos, para 2017 la cifra se estableció en 4123 versus 1.400.000 presos que hay en el país.

Los datos, en masa, terminaron representando un volumen menor, que seguramente para 2018 fue mayor, porque con la agudización de la crisis, la entrada de venezolanos a Colombia se incrementó.

Sin embargo, el estudio de la FIP, citado en el Conpes para la seguridad concluyó que, a pesar de las percepciones, los actos delincuenciales de los venezolanos en el país no alcanzan a representar ni el 1% del resto de colombianos, con lo que la premisa de la inseguridad por la llegada de los extranjeros no es real, ni comprobable.

“Los resultados sugieren que la reciente ola migratoria de venezolanos no ha tenido un efecto sobre el crimen en Colombia. Es decir, que el comportamiento del crimen no se explica por el incremento de la población venezolana, sino que, por el contrario, responde a otro tipo de dinámicas internas”, apunta la fundación.

Como conclusión específica, con las cifras de Policía y el Inpec, la migración venezolana no ha incidido en las dinámicas delincuenciales del país.

Los venezolanos sí son víctimas

Una de las realidades a las que los medios no le hemos puesto la lupa es a la agresión contra los migrantes en nuestro país. Si bien las cifras no están actualizadas al contexto 2018, sí muestran que mientras los homicidios en Colombia han ido disminuyendo desde 2012, los que tienen a los venezolanos como víctimas han crecido de manera representativa.

Mientras que la tasa de homicidios de colombianos se redujo 25%, durante este periodo la tasa de homicidios de venezolanos aumentó 270%.

En cuanto a las lesiones personales en contra de venezolanos, las cifras aumentaron 40%, y en uno de los componentes más graves, los delitos sexuales en contra de los extranjeros aumentaron 33%, mientras que el incremento en el caso de los nacionales fue de 8%.

Estos datos reflejan, entonces, que los homicidios y otros delitos en el país no han aumentado, en algunos casos han disminuido, lo que significa que la migración venezolana no tiene nada que ver con el crimen en Colombia. Lo que sí preocupa es el aumento de las cifras de homicidios, delitos sexuales   y agresiones contra los venezolanos, lo que demuestra que se han convertido en víctimas.

Ahora, si los datos no demuestran que la percepción que se tiene de que la inseguridad se debe a los venezolanos, ¿a qué se debe la xenofobia que estamos expresando los colombianos contra los venezolanos? Tal vez la respuesta podría ser el uso del lenguaje en las notas de medios de comunicación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo