Noticias

Chirajara: lo que le espera al puente un año después del desplome

Un año después del desplome del puente Chirajara, que dejó nueve muertos, son muchas las incertidumbres que rondan a los familiares de las víctimas y a los trabajadores de la obra que estaba a cargo de Coviandes.

Hasta hace tres meses, exactamente el 9 de octubre, se conoció que la obra empezará desde cero en mayo y tendrá un plazo de ejecución de máximo 27 meses.

Ese día se firmó un contrato entre Coviandes y el Consorcio Eiffage, que tendrá a cargo la construcción.

«Como resultado de la evaluación adelantada se adjudicó la obra del Puente Chirajara a una firma con gran reconocimiento mundial en la construcción de importantes obras de la ingeniería civil», manifestó en su momento Alberto Mariño, gerente de Coviandes.

Según Mariño, los primeros cinco meses serán dedicados a la fase de diseño. Luego, “habrá tres meses más para diseños detallados de la superestructura y 22 meses de construcción que iniciarán a partir del quinto mes», agregó.

Pero mientras eso sucede, las víctimas han denunciado poca atención de parte de Coviandes. En cambio, la empresa ICMO S.A.S, subcontratista de la obra, cumplió con todas las obligaciones de ley.

Implosión y causas del desplome

El viaducto, ubicado en el kilómetro 64 de la carretera que une a Bogotá con Villavicencio se desplomó el pasado 15 de enero por un error en los diseños. La implosión de la otra pila del puente que quedó en pie fue derribada en tan solo seis segundos el 11 de julio de 2018 a las 2 de la tarde.

La demolición del resto de la estructura se hizo necesaria porque no se podía garantizar la estabilidad de esa segunda parte, teniendo en cuenta el error en los diseños.

«El colapso fue un error de diseño del tabique y la losa cabezal», dijo Mariño en una rueda de prensa hecha tres meses después del accidente. Para llegar a esa conclusión, la empresa contrató a las firmas Modjeski and Masters & American Geotechnical and Environmental, para que realizaran una investigación sobre el colapso.

«El análisis de la cimentación del puente es un tema fundamental en la investigación para la reconstrucción de la estructura», manifestó el gerente, quien agregó que durante la inspección en el sitio no se observaron señales que indicaran movimiento en la cimentación y que el interior del caisson B fue examinado posteriormente y no se encontraron señales de daño o movimiento.

«La cimentación puede ser utilizada para la construcción del nuevo puente, lo que implica el ahorro de aproximadamente 12 meses en la nueva obra», indicó el gerente.

La nueva obra costará 96.000 millones de pesos y Coviandes ya cuenta con el 35% del valor de la nueva estructura, que fue entregado por la aseguradora del puente Chirajara.

También le puede interesar:

MÁS NOTICIAS DE COLOMBIA Y EL MUNDO, AQUÍ.

Tags

Lo Último


Te recomendamos