La sentida carta de la tía del joven que perdió un ojo por culpa del Esmad

Los padres de esteban fallecieron y por eso vive en Popayán con dos tías.

Por Publimetro Colombia

Las imágenes de Esteban Mosquera, con el rostro ensangrentado, le dieron la vuelta a Colombia a través de las redes sociales.

Actualmente se encuentra en recuperación en el Hospital San José de Popayán, tras una cirugía reconstructiva, lo único que los médicos pudieron hacer, pues fue imposible recuperar su ojo izquierdo.

Esteban, estudiante de sexto semestre de música instrumental, contó la historia de lo sucedido.

Las acciones de ese grupo de la Policía lo habían motivado a grabar los desmanes y los abusos por parte de los uniformados como si tuviera alma de un reportero gráfico. "Nunca lo hizo sin ocultar su rostro. Ya lo habían agredido antes en otra marcha. Una vez llegó a las residencias universitarias vio gases lacrimógenos de muchos colores, “verdes, naranjas, azules”", dice Revista Semana.

Corrió hacia la portería para refugiarse, cuando vio al Esmad sobre la reja que limita el campus universitario. “Cuando menos pienso, siento un golpe en el ojo izquierdo”, dijo el estudiante de música a Unicauca Estéreo, emisora de la universidad.

Ante los hechos, muchos estudiantes y sus familiares le han brindado apoyo, como David Arias, quien estudia diseño gráfico en la Universidad de Cauca, quien diseñó esta ilustración:

 

En medio de eso se conoció la sentida carta que su tía María Fernanda le escribió, quien también da un mensaje pertinente ante la situación que vive el país.

 

Mi niño lindo:

Qué despertar tan amargo, qué tristeza tan honda- Como quisiera que fuese tan solo una más de las noticias falsas que cada día leo en la confrontación irracional en la que está la sociedad colombiana.

Recuerdo el día que naciste. Cómo te encontré despierto y sonriendo mientras tu mamá descansaba. Te cogí en brazos y te acerqué a mi corazón.

Habías llegado sin avisar, irrumpiendo en la vida con esa sonrisa dulce y tranquila.

No ha sido fácil. Un corazón sensible y lleno de ganas de que el mundo sea música.

No puedo parar de llorar, de sentir como se me dobla el alma, de que seas tú, herido en medio de la violencia que no quiere cesar.

Ahora, mientras leo a quienes te insultan y dicen que te lo buscaste por estar en el movimiento de estudiantes que utiliza el conflicto, y a quienes desean utilizarte contra el gobierno, solo siento el fastido que he sentido siempre hacia el fanatismo, la ignorancia querida y esas ideas retorcidas de quienes son tan mezquinos que solo piensan a través de sus vísceras y de sus complejos, de sus resentimientos o de sus odios.

Ahora mientras hablaba por teléfono y me preguntaban cómo vamos decírselo a tu abuelita, yo no sabía que decir. Porque le dolerá muchísimo. Ella siempre ha adorado a sus ovejitas rebeldes. Al fin y al cabo ella lo ha sido en cierto sentido.

Pero más me preocupas tú. Que esa violencia que has sentido en tu cuerpo y sus consecuencias físicas, no te dañe esa música que estás buscando y le dé su lugar al caos.

Todas esas conversaciones que hemos tenido, nuestra complicidad, y conociendo tus ganas de buscar sentido a la vida mas allá de la rigidez social y cultural, tu horror ante la injusticia, tu humanidad, tienen que continuar perseverando en una manera constructiva. En esos pasos hacia adelante donde a pesar de la diferencia y de las resistencias se van dando los pasos que hacen un camino.

No tengas miedo a seguir el sendero que lleva al claro del bosque.

Es oscuro, y si te das cuenta, hay fuerzas a ambos lados queriendo hacerte desistir, para que te quedes con ellos y no continúes.

Porque ellos se rindieron a buscar la luz.

Eso es el fanatismo. El ser humano que decidió que ya lo sabía todo y que el mundo ha de ser a su manera a como de lugar. El ser caído. Que dejó morir su alma de niño. La curiosidad, las ganas de desvelar los misterios y de aprender. De dejarse sorprender por la realidad. Y de verla en el encanto de la melodía auténtica, no falsificada para reescribir la historia en pentagramas que degeneran en marchas de guerra disfrazadas de armonía. O en himnos para alentar soldados a aniquilar al otro.

La música nunca ha sido una cuestión de poder. Más una de las mas maravillosas expresiones humanas para elevar los sentimientos de estos seres que lo tenemos todo: La vida. la única posibilidad.

Y el amor, la unica respuesta.

Tus primitos que te adoran se fueron llorando al colegio porque están super orgullosos de tener un primo grande y siempre te recuerdan con alegría y les duele que estés pasando por esto.

Y yo pues qué te puedo decir Mi Estebitan, que te quiero muchísimo, y que ese cariño inmenso no depende de nada porque te quiero así. Como eres.

Todo irá bien.

Pero este caos tiene que parar.

 

La sentida carta de la tía del joven que perdió un ojo por culpa del Esmad

 

También le puede interesar:

 

Denuncian que estudiante perdió un ojo por ataque de Esmad

En redes sociales están circulando las crudas imágenes del joven.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo