“Mi lucha seguirá así me persigan”: Martha Rojas, líder social amenazada

Martha Lucía Rojas es una lideresa social de La Tebaida, Quindío, y ha dedicado su vida a defender los derechos de su comunidad. Por su labor ha sido victimizada en varias oportunidades y ahora quiere que conozcamos su historia.

Por María Esperanza Arias Herrera

Primera entrega del especial 'Voces a prueba de balas'.

(Al final encontrará una imagen con un código QR que podrá escanear)

A Martha nada la ha detenido en su vida y en su propósito de hacer de su comunidad algo mejor. Por eso lleva seis años luchando y protegiendo su vida de aquellos que quieren silenciarla.

Esta lideresa fue víctima de atentados en su casa, víctima de violencia sexual y atacada brutalmente con ácido en sus extremidades superiores. Tuvo que salir del país por un tiempo para proteger su vida y la de su familia.

PUBLIMETRO, en asociación con Somos Defensores y Sancho, contarán su historia que es a prueba de balas.

La lucha de Martha empezó en el 2012. Ese año fue elegida como presidenta de la Junta de Acción Comunal (JAC) del municipio de La Tebaida, Quindío. Ella nació en Armenia, pero por tener una propiedad en ese municipio, decidió probar suerte ahí y echar raíces junto a su familia.

“Mi liderazgo empezó el 29 de junio 2012 en compañía de mi compañero de lucha, Elgar Alvarado, también líder comunal. Juntos logramos sacar 10 equipos de fútbol con niños de 8, 9 y 10 años, recuperamos polideportivos, logramos la pavimentación de andenes y calles y alumbrados públicos para nuestra comunidad. Por eso recibimos múltiples torturas”, nos contó.

Cuando fue nombrada presidenta de la JAC su lucha se centró en los más jóvenes de la población. “Nuestro propósito era rescatar a los niños que estaban en la drogadicción y recuperar un polideportivo que estaba invadido con cargamentos de yuca y plátano, pero eso era una fachada, porque en realidad ahí escondían drogas y armas”, contó.

El día que la JAC descubrió lo que sucedía en el polideportivo las autoridades hicieron un allanamiento en el lugar, pero no hubo capturados y, por lo tanto, no supieron a quién pertenecía.

Amenazas y ataques

Después de este hecho llegaron las amenazas. “Le tiraron piedras a las ventanas de mi casa, metieron un panfleto por debajo de la puerta, me empezaron a llamar y mandar mensajes de texto, hasta que un día me dijeron que tenía 24 horas para salir del pueblo y renunciar a la JAC”, recordó.

Así que ese día decidió irse de su casa, junto a sus hijos y su esposo, rumbo a Nariño. Pero las cosas no funcionaron. “Allá no conseguimos trabajo, así que nos regresamos a Armenia”.

La familia de Martha Rojas decidió trabajar en el campo y vivir de las plantaciones de café. Un día le pidió a su hija que fuera al mercado a comprar alimentos para la semana, sin pensar que “unos tipos” la identificarían. Ese día apuñalearon a su hija y la obligaron a confesar dónde vivían.

Al poco tiempo varios sujetos aprovecharon que Martha caminaba sola por una zona retirada para golpearla y violarla. “Al día siguiente me desperté inconsciente y fui a la Defensoría del Pueblo para que me ayudaran. En Medicina Legal me hicieron todos los exámenes para probar la violación y puse la denuncia. Pero la Fiscalía no hizo nada”, dijo.

Según Martha, sus victimarios son las Águilas Negras y miembros de grupos de delincuencia común. Ella pensó que lo que le había ocurrido era lo peor que le podrían hacer. Pero estaba lejos de imaginar lo que seguía.

En febrero de 2016 a Martha le lanzaron ácido en sus extremidades superiores, dejándole marcas imborrables en su cuerpo.

Son innumerables los vejámenes que ha tenido que soportar a lo largo de su vida, como torturas, el asesinato de su hermano Luis Rojas y de su pareja sentimental Elgar Alvarado, agresiones a sus hijos y persecuciones. “Es triste saber que mi compañero tuvo que haber perdido su vida para recuperar este polideportivo que estaba inundado de droga”, manifestó.

Situación de las lideresas en Colombia

El pasado 29 de noviembre se conmemoró el Día Internacional de las Defensoras de Derechos Humanos. Ese día unas 60 lideresas sociales de toda Colombia se reunieron en Bogotá para hablar de la situación actual de las defensoras y de lo difícil que se hace su labor en Colombia.

Según la ONU, 149 líderes sociales han sido asesinados en Colombia entre enero y octubre de este año. 19 de ellos fueron mujeres. Pero esos no son los únicos datos. Somos Defensores señala que de 560 agresiones contra líderes sociales que se presentaron en 2017, 143 fueron contra mujeres. Además, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos indicó que durante el 2017 cada 26 días fueron asesinadas 14 lideresas. Según la Defensoría del Pueblo entre enero de 2016 y febrero de 2018 fueron 40 lideresas han sido asesinadas. Es decir que, en promedio, cada 19 días una líder social es asesinada en Colombia.

Su vida en la actualidad

Pocos meses después del ataque con ácido, con la ayuda de Somos Defensores, se pudo acoger a un programa de protección de líderes sociales y salió del país. Fue enviada a Valencia, España, durante un año. “Yo estaba destrozada, me la pasaba llorando todo el día y solo con el viaje y con la ayuda psicológica que recibí pude volver a ser yo”, agregó.

Como el programa demoraba un año, Martha volvió al país al finalizar el 2017. Pero esta vez decidió irse a vivir a Palmira, Valle del Cauca.

Dice que actualmente no tiene trabajo y que las amenazas continúan. “El mes pasado me enviaron otro mensaje. Yo cambié de número y todo cuando regresé al país, pero no sé cómo hacen para volver a conseguirse mis números. Las amenazas continúan”, señaló.

Sin embargo, asegura que su lucha continúa. “Lucho por mi comunidad, por mi territorio. Lucho por apartar a niños de la drogadicción para en el mañana tener niños de bien, formados en equipos de fútbol”.

Este especial se hace con el fin de que historias como la de Martha se conozcan en todo el país. Dice Somos Defensores que “la mejor forma de proteger a los que están amenazados en este momento es convirtiéndolos en el centro de atención y compartiendo sus ideas con el mundo”.

Es por eso que en cada ilustración encontrará un código QR. Este código podrá ser escaneado para escuchar la lucha de cada líder social contada de su propia voz.

Lideresa Martha Rojas Cortesía Sancho Publicidad

También le puede interesar:

MÁS NOTICIAS DE COLOMBIA Y EL MUNDO, AQUÍ.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo