Un tren con aroma de café regresó después de 20 años a Santa Marta

Fueron transportados los primeros 4 mil sacos de café desde La Dorada hasta la capital del Magdalena en tan solo 22 horas.

Por Lina Robles

El silbato del tren volvió sonar fuerte recorriendo kilómetros con su locomotora a toda máquina por las carrileras desde La Dorada, Caldas hasta Santa Marta transportando una preciosa carga de café.

La hazaña que no se había llevado a cabo desde hace 20 años fue calificada como un hecho histórico por el viceministro de Infraestructura, Manuel Felipe Gutiérrez. La reactivación del tren cafetero, transportó 4 mil sacos desde el centro del país hasta la Costa Caribe.

“Con esta primera carga de café de La Dorada a Santa Marta demostramos que montarse al tren a un costo competitivo es posible garantizando menor costo de transporte y un mayor ingreso al productor. Después de 20 años logramos llevar café desde el interior del país hasta nuestros puertos por vía férrea, un mecanismo que mejora costos y competitividad para los cafeteros”, destacó el funcionario al presidir las labores de cargue e inicio del viaje.

Para la Agencia Nacional de Infraestructura, “con el transporte férreo se mejora la logística y aumenta la competitividad en el país. Reactiva las vías férreas en el país para facilitar el transporte de carga, disminuir costos y asegurar los tiempos”.

Con la reactivación del tren cafetero también se impone la intermodalidad. “La intermodalidad es una realidad en Colombia, estamos integrando el transporte de carga por carretera, tren y mar”, comunicó la ANI.

Por su parte, la Superintendencia de Transporte resaltó que el café “se une a la industria carbonífera y cementera, que ya se montó al tren de la competitividad. El corredor férreo central ahora tendrá aroma de café”.

La ANI también destacó los beneficios que este tiene para los habitantes de La Dorada, Caldas, que celebraron el cargue del tren.

“Con la reactivación del Tren del Café a su municipio llegarán más oportunidades de empleo y desarrollo. Trabajamos por una infraestructura que mejore la calidad de vida de los colombianos. El tren ha sido parte de la historia del departamento de Caldas, sus habitantes y autoridades le apuestan a su reactivación para el uso comercial. Hoy sus habitantes celebran la consolidación de un Tren del Café”, indicó la Supertransporte.

En esencia el café colombiano dejó su aroma en los departamentos de Caldas, Antioquia, Santander, Cesar y Magdalena en su recorrido de 767 kilómetros.

Para el columnista y autor del libro ‘Un diablo al que le llaman tren’ Javier Ortiz Cassiani, consultado por este medio, la reactivación del tren es oportuna con el producto que fue transportado.

“Creo que es una iniciativa que muestra la importancia y la necesidad de las vías férreas en el país y de paso revela lo desacertado que fue la desactivación de los trenes en Colombia. Desde el punto de vista simbólico es muy importante que el producto elegido para la reactivación de la vía sea el café, el producto que precisamente determinó la construcción de la mayoría de los ferrocarriles en Colombia. La época de mayor desarrollo de las vías férreas en el país estuvo directamente relacionada con el auge de las exportaciones de café que conectaron de manera  definitiva a Colombia con la economía mundial”, dijo a PUBLIMETRO.

Los 4 mil sacos de café llegaron a La Dorada transportados en camiones provenientes de Bogotá, Ibagué, Armenia, Pereira y Caldas y Andes (Antioquia). Tienen como destino los mercados de Estados Unidos y Europa.

Las labores de cargue en 14 contenedores tardaron 48 horas. De esta manera el transporte férreo se convierte en una alternativa competitiva para la movilización de grandes volúmenes de carga.

Para Ortiz Cassiani el ocaso del tren en el país llegó entre la década de los años 40 y 50. “En algún momento de su historia el país tuvo alrededor de 20 ferrocarriles activos y más de cuatro mil kilómetros de vías férreas, eso muestra lo importante que fue este modo de transporte para la nación. Hay varios factores que se pueden asociar al fracaso: uno de los más importantes tiene que ver con la concentración en el transporte en camiones y por carreteras, que por supuesto viene de la mano con todo el auge de la industria automotriz en los Estados Unidos”, detalló.

La llegada a Santa Marta

El ejercicio, sobre rieles de la llegada de la carga con un tren ataviado con la bandera colombiana fue liderado por la vicepresidencia de la República, el Ministerio de Transporte y la Agencia Nacional de Infraestructura en coordinación con Asoexport-Analdex, la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, el concesionario Fenoco, el contratista Ibines Férreo y la Sociedad Portuaria de Santa Marta.

“Catalogamos este primer viaje del tren como exitoso, con la reactivación del transporte férreo y la multimodalidad, le estamos dando al país más oportunidades de crecimiento, conectividad, competitividad y empleo. El tren es un medio de transporte complementario al camión, que le aportará mucho a la cadena logística en el país y al desarrollo de las regiones”, destacó la ministra de Transporte, Ángela María Orozco.

Por el momento los diferentes actores de este proyecto están dedicados a revisar las tarifas, coordinar los procesos logísticos, ajustar tiempos y asegurar la carga, lo que permitirá concretar la operación de forma definitiva en el corto plazo.

El tiempo de recorrido del tren fue de aproximadamente 22 horas, pasó por los departamentos de Caldas, Antioquia, Santander, Cesar hasta llegar al Magdalena. Con la reactivación del tren por esta zona del país, los transportadores y cultivadores de café de Cundinamarca, Tolima, Antioquia y el Eje Cafetero, podrán asumir menos costos y se conectarán más fácilmente desde los centros de producción hasta el puerto.

Sobre la posibilidad de la creación del tren de cercanías que una a las ciudades capitales de la costa Caribe, Ortiz Cassiani destacó que la propuesta debería incluir al transporte público.

“Es una idea maravillosa. Arriba hablábamos de la necesidad de que el ferrocarril se utilice para transportar más productos de los que hasta ahora transporta, pues creo que la cosa estaría incompleta si no se implementa también el transporte de pasajeros. Estaríamos superando la idea nostálgica –una nostalgia que tenemos incluso algunos que no vivimos los tiempos del tren– para convertirlo en una realidad actual”, concluyó.

La cifra: Las 288 toneladas de café transportadas son equivalentes a 8 viajes de tractomulas.

La frase: “Desde el punto de vista simbólico es muy importante que el producto elegido para la reactivación de la vía sea el café, el producto que precisamente determinó la construcción de la mayoría de los ferrocarriles en Colombia”, Javier Ortiz Cassiani, autor del libro ‘Un diablo al que le llaman tren’.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo