Un emprendimiento colombiano comprometido con el cuidado del agua

La marca de Agua Mineral Hontanar, que está ente las mejores del mundo, nació de la mano de tres visionarios caldenses que se han preocupado por educar sobre la importancia del cuidado del medio ambiente.

Por María Paula Suárez Navas

Miguel Ángel González creció en la vereda Los Medios, del municipio de Pensilvania, Caldas, en una montaña de bosque de niebla, sin percatarse de que su futuro estaba frente a sus ojos.

“Lo que más recuerdo de mi niñez son los recorridos en medio de la naturaleza. Yo estudiaba en la zona urbana y todos los fines de semana me iba para la finca. Mi papá se ponía bravo porque yo no trabajaba, sino que me iba para las montañas, como que ellas me llamaban”, cuenta Miguel Ángel.

Dichas montañas pertenecieron siempre a su familia y fueron pasando de generación en generación. Un día el papá de Miguel, achacado por la edad, decidió vender parte de los terrenos, que empezaron a ser destinados para cultivos, pero Miguel no dejó que vendieran ese lugar en donde había fuentes de agua.

“Pensé que las montañas que conocía con la palma de mi mano y en las que había crecido tenían que quedar para mí. También lo hice con la intensión de preservar el sitio, pues en ese momento las personas no tenían mucha conciencia ambiental”, dice González.

Con el pasar de los años, al ver la problemática medioambiental del mundo, Miguel se dio cuenta de que el agua es un recurso preciado y que actualmente, incluso en Colombia, es difícil acceder a un agua mineral de calidad, líquido que él y sus 11 hermanos tuvieron el privilegio de beber mientras vivieron en Pensilvania. Teniendo esto en cuenta, pensó que podía comenzar a aprovechar, eso sí responsablemente, ese recurso que tenía “en el patio trasero de su casa”.

Es así como a finales del 2014 nació su marca, Agua Mineral Hontanar. Desde su creación se ha velado por el beneficio de la comunidad y el cuidado del medio ambiente.

El agua es captada a 2.100 metros sobre el nivel del mar, en las estribaciones de la cordillera central, con cerca de 10.000 años de antigüedad. La edad de esta región es la que ha permitido la formación de capas rocosas ígneas, que, al ser de origen volcánico, aportan gran cantidad de minerales.

“Esta era una zona azotada por la violencia y por la guerrilla, y eso dejó a la gente con muchas secuelas y desánimo. Pero al ver que llegó este proyecto, hubo un impacto psicológico en los pobladores, que de hecho estaban pensando en irse, pero al ver que se iba a montar la empresa decidieron quedarse porque vieron que en el lugar había futuro. Varios de ellos están sembrando café y plátano”, dice González.

Además de contratar a personas del municipio para realizar las labores de la embotelladora y de logística, Miguel Ángel, que es el gerente comercial de la empresa, se ha preocupado por reforestar las zonas aledañas al yacimiento de agua, obteniendo importantes resultados.

“Ya hemos reforestado 15 hectáreas de bosque de niebla, y el otro año vamos a recuperar otras cinco. Es hermoso ver que gracias a esto hay nuevos afloramientos de agua. Además, esa zona es el hábitat del venado de cola blanca que ha regresado, lo que nos muestra que en definitiva se está conservando el ecosistema”, dice González.

“Cuando el campesino nace en medio de la montaña ve esto muy cotidiano y no se percata de la importancia de no talar árboles o de no desperdiciar el agua. Pero ahora todos acá se han convertido en defensores de ese recurso”, dice González con gran orgullo.

Pero su más reciente logro y motivo de satisfacción es haber sido galardonado con el sello de oro 2018 por el instituto Monde Selection de Bruselas. Esto ubica esta marca colombiana entre las tres mejores a nivel mundial por su alta calidad y contenido en minerales, lo cual tiene muchos beneficios para el cuerpo humano.

Agua Mineral Hontanar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo