BMW 330e híbrido: el emblema del sedán deportivo ahora gana corriente

A pocos meses de que salga una versión nueva de la Serie 3, Autogermana trae un excelente BMW 330e híbrido para quienes quieren deportividad, buen desempeño ambiental y un precio competitivo.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

El Salón de París trajo la presentación mundial de una nueva Serie 3 de BMW. Este es el vehículo insignia de la marca de la hélice: durante ocho generaciones, todo el esquema comercial y el deseo de los entusiastas por un BMW nació de un auto de esta serie. Ahora, con los tiempos, la marca alemana también se enfoca en modelos como el BMW 330e híbrido, una berlina que combina la responsabilidad ambiental con la deportividad.

Esta viene en la generación F30 de la Serie 3. La posición del BMW 330e híbrido en el esquema global de la marca es de un vehículo de prestaciones medias. En Colombia es el vehículo más alto de la serie 3, por encima de los 318 y 320 de gasolina, y del 320d diésel. Solo tiene por encima el sedán ultradeportivo M3, en una gama totalmente diferente.

Porque tal vez lo más interesante del 330e es que no se vende como una maravilla tecnológica. La marca de la hélice tiene para eso el eléctrico i3 y el deportivo i8, sobre pedido. Todo lo contrario: BMW ha traído al país un gran número de modelos híbridos con el fin de entrar en la misma conversación de sus clientes. Quien quiere un híbrido puede conseguirlo sin hacer muchos sacrificios.

Esto se nota desde su diseño, el mismo de sus hermanos de gama. Solo unos discretos logos "i" en los guardabarros, así como la entrada de la carga de las baterías, la delatan. Un observador agudo podrá detallar que la parrilla es azul y no negra, como en sus hermanos. De resto, el mismo diseño elegante que ha sido usado por marcas desde Kia hasta Jaguar como inspiración.

En el interior tampoco se nota mucho la diferencia, excepto por un par de indicadores en las pantallas centrales. De hecho, y al contrario de muchos híbridos, el 330e tiene un tacómetro. Este muestra si el vehículo está encendido, y en el momento de activarse el motor de combustión, sus revoluciones. No muestra el reparto de potencia.

Si bien el interior no se ve afectado por la presencia de las baterías, la capacidad de carga se ve levemente resentida. El motivo es que estas están repartidas entre el asiento y el eje trasero, recortando la capacidad del baúl. Aún así, cinco pasajeros caben cómodamente en este espacio. Las baterías afectan negativamente el peso del vehículo, pero eso se olvida al encenderlo y andar.

Dos motores, una sola potencia

El BMW 330e híbrido tiene el mismo motor del 320, 2 litros de capacidad turbocargado que produce 180 caballos. Pero, a su lado, se encuentra un motor eléctrico de 87 caballos. Esta potencia se alimenta de una batería debajo de las sillas, y transmitida a la misma caja de velocidad automática de 8 velocidades. Esto no es el arreglo más eficiente, pero permite que la caja, transmisión y diferencial sean iguales a los de sus hermanos de combustión.

Esto sirve para potenciar un elemento crucial en este vehículo: las mismas sensaciones de un BMW Serie 3, solo que con motor eléctrico. Con este arreglo, el ocupante puede usar las mismas levas en el timón, manejar la misma tracción trasera y contar con la misma sensación de deportividad que ha sido emblema de la marca.

Eso sí, con el añadido del torque instantáneo que ofrece un motor eléctrico. El único problema está en la capacidad de las baterías. Con menos de 7 kWh, BMW asegura que tiene una capacidad para andar 13 kilómetros en modo eléctrico. En la práctica, el motor eléctrico solo se utiliza en semáforos o trancones.

De todos modos, la potencia está y cuando aparece, la agilidad es notoria. Desafortunadamente, las baterías también castigan el peso del vehículo y el espacio en el baúl. La sensación es impresionante, aunque nunca vaya  a ser un M3.

Híbrido y tecnológico

Es evidente que un auto como el BMW 330e híbrido va a tener una suite tecnológica importante. Sus capacidades en sistemas como entretenimiento, climatización y seguridad. A tal punto, que estas herramientas son esperadas. Aún así, sistemas como control de crucero adaptativo no han hecho parte todavía de este sistema.

Un elemento importante es la gran cantidad de opciones que ofrece la marca de la hélice. Aún así, el 330e se encuentra disponible en Colombia. Es uno de los siete modelos que Autogermana ofrece con esta combinación de motores, en las marcas BMW y Mini. La gama es bastante completa y va desde minivanes hasta SUVs de lujo.

Otro elemento destacado es el precio. Estas versiones híbridas han sido puestas en precios competitivos en sus familias. Para el caso del 330e, se trata de 140 millones de pesos, 14 millones más que el 320i, y como tope de la gama Serie 3. Esto también ayudaría, con adecuados implementos

BMW presentará en el Salón Internacional del Automóvil de Bogotá los primeros vehículos totalmente nuevos del Serie 3 lanzado a nivel mundial en París. Pero estos solo llegarán en el próximo año. Entre tanto, el 330e seguirá como emblema del sedán deportivo, y además, como un vehículo de tecnología brillante.

Ficha técnica

Vehículo: BMW 330e híbrido 2019

Motor: 2 litros de 180 caballos y eléctrico de 87 caballos

Transmisión: Automática de 8 velocidades

Tracción: a las ruedas traseras con modo eléctrico

Precio: $139'990.000

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo