“Quiero gobernar a Colombia con el espíritu de construir”: Iván Duque

En la ceremonia de posesión, el presidente de Colombia por los próximo cuatro años, Iván Duque, se refirió en detalle a los temas que más atención le dedicará durante su gobierno

Por María Esperanza Arias Herrera

Un frío día, pasado por lluvia y fuertes vientos, fue el que recibió a Iván Duque como próximo presidente de Colombia (2018-2022). Él, a sus 42 años, será uno de los mandatarios más jóvenes en gobernar un país que atraviesa un duro momento de polarización debido a posturas políticas extremas.

Por eso en su primer discurso como presidente juró acabar “con las divisiones de izquierda y derecha” y “gobernar a Colombia con el espíritu de construir, nunca de destruir”. De esta manera, se alejó un poco del marcado discurso de su partido, el Centro Democrático, que durante los últimos ocho años hizo una dura oposición al gobierno del presidente saliente, Juan Manuel Santos.

Desde la Plaza de Bolívar, en el centro de Bogotá, y frente a 4000 invitados, entre ellos diez jefes de Estado latinoamericanos y representantes de otros 17 países del mundo, Duque se convirtió en el mandatario número 60 de la República de Colombia.

"Juro por Dios y ante el pueblo colombiano defender la Constitución y las leyes de Colombia", dijo el uribista en el juramento que le fue tomado por el presidente del Senado, Ernesto Macías, quien le impuso la banda con la bandera nacional.

Después de esto, Duque tomó el juramento a su vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, la primera mujer en la historia de Colombia en asumir ese cargo.

Antes de llegar al corazón de la capital del país, el exsenador recorrió dos calles que separan al Palacio de San Carlos, sede de la Cancillería, a la Plaza de Bolívar, junto a su esposa, María Juliana Ruiz, y sus hijos Luciana, Eloísa y Matías. Los cinco caminaron sobre una extensa alfombra azul en medio de una calle de honor hecha por sus excompañeros del Congreso de Colombia, otras figuras políticas y miembros de las Fuerzas Militares de Colombia.

Al llegar a la tarima, ubicada frente al Capitolio Nacional, Duque pronunció un discurso que tardó aproximadamente una hora y en él se refirió a los temas que les dará prioridad durante su gobierno.

Llamó la atención que en puntos como la paz y los diálogos con la guerrilla del Eln fue menos radical de lo que se mostró durante su campaña presidencial.

Temas prioritarios:

En frente de miles de invitados y cientos de periodistas, el presidente aseguró que “hoy llega a la Presidencia de Colombia una nueva generación, motivada por el servicio y no por el ejercicio vanidoso del poder. Es una generación llamada a gobernar libre de odios, de revanchas, de mezquindades y con el mandato de millones de compatriotas de hacer de nuestro país una tierra grande donde los símbolos de nuestro tricolor retomen su significado”.

Haciendo referencia a la resiliencia que ha caracterizado al país, Iván Duque reconoció logros del saliente gobierno, como la reducción de la pobreza, el aumento en la cobertura de la educación y la salud, y la mejoría en la economía. Luego, prometió que trabajará en la protección de los líderes sociales, la erradicación de los cultivos ilícitos y la lucha contra las bandas criminales.

Paz

En cuanto a la paz, el presidente aseguró que corregirá “las fallas estructurales que se han hecho evidentes en la implementación” y enfatizó en que las víctimas contarán con reparación y cero impunidad.

Eln

Sobre el Eln dijo que en los primeros 30 días de su Gobierno evaluará los diálogos de paz con esta guerrilla, que actualmente se adelantan desde La Habana, Cuba.

"Durante los primeros 30 días de nuestro Gobierno vamos a realizar una evaluación responsable, prudente y completa del proceso de conversaciones que durante 17 meses se ha adelantado con el Eln", afirmó.

Narcotráfico

Iván Duque también mencionó uno de los temas que más ha generado incomodidades a nivel internacional: el narcotráfico. "Sencillamente debemos dejar claro que en adelante, en nuestra Constitución, el narcotráfico y el secuestro no son delitos conexos al delito político ni mecanismos legítimos para financiar y promover ninguna causa", indicó.

El mandatario aseguró que próximamente llevará la iniciativa ante el Congreso de la República.

Reforma a la justicia

También prometió una reforma a la justicia para darle una solución al hacinamiento carcelario y los “interminables” procesos judiciales.

Antes de finalizar su discurso, el presidente Duque recordó su paso por el Senado de la República durante cuatro años, donde pudo ejercer la política “con ideas y argumentos” y aprovechó para hacer mención del expresidente Álvaro Uribe, el líder del Centro Democrático, a quien describió como “un líder y un ser humano singular”.

MÁS NOTICIAS DE COLOMBIA Y EL MUNDO, AQUÍ.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo