Los retos de Iván Duque con los líderes sociales

Al presidente electo, que tomará posesión la próxima semana, lo mirarán detalladamente sus opositores respecto a las decisiones que tome sobre este tema.

Por Publimetro Colombia

El aumento considerable de asesinatos y amenazas contra líderes sociales en los meses previos a las elecciones presidenciales y semanas después de la elección de Iván Duque como sucesor de Juan Manuel Santos, impactó tanto a los colombianos que miles de ellos salieron a marchar para pedir su protección.

Para opositores del próximo Gobierno, como el excandidato y ahora senador Gustavo Petro, la ultraderecha estaría detrás de estos crímenes que, al parecer, quiere intentar revivir el terror que se vivió en el país con el genocidio de los miembros del partido de izquierda Unión Patriótica.

Por eso Duque, que pasará de ser senador de la oposición durante el gobierno de Santos a gobernante del país, tendrá el gran reto de afrontar estos asesinatos ya que los partidos de izquierda y el país en general estarán haciéndole veeduría a su gestión en este tema.

Recientemente Duque visitó a la Defensoría del Pueblo y confirmó su voluntad de trabajar en conjunto con la institución para garantizar la protección de los derechos humanos y la vida de los líderes sociales.

Al terminar su visita, Duque dijo a periodistas que su intención es la de trabajar junto a la Defensoría del Pueblo, la Fiscalía y la Procuraduría para poder "responder a las alertas tempranas" y, de paso, implementar una "política pública eficaz para la protección de los derechos humanos y los líderes sociales".

"Nos duelen todas las muertes de nuestros compatriotas, las amenazas y crímenes que se han cometido con líderes sociales en el país y le he expresado al defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, que quiero que tengamos la articulación que nos permita evitar este tipo de situaciones lamentables", señaló Duque.

¿Qué propone?

Como uno de sus principales compromisos, el próximo presidente aseguró que en su gobierno creará una estrategia para evitar más asesinatos. Y esta medida nunca antes se había hecho tan necesaria después de conocer los desalentadores estudios de varias organizaciones. La Defensoría del Pueblo, por ejemplo, aseguró en un informe que entre el 1 de enero de 2016 y el 30 de junio de este año 311 líderes sociales han sido asesinados en el país. Pero otras organizaciones, como el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) o un estudio propio hecho por un grupo de congresistas opositores, indican que a la fecha son más de 400 los líderes sociales asesinados.

Por eso Duque prometió que desde el primer día de su Gobierno iniciará un diálogo social para poder velar "en todo el territorio por los derechos de las minorías étnicas" y poder buscar así alternativas productivas. El objetivo de Duque es buscar un diálogo social que prevenga la protesta.

Evitar la protesta social

El presidente electo hizo este señalamiento luego de que Guillermo Botero, el ministro de Defensa que él nombró para su gobierno, asegurara que una de sus primeras propuestas al tomar posesión será regular la protesta social.

"La protesta social es un mecanismo legítimo en una democracia pero más importante que la protesta es que tengamos un diálogo social fraterno, sincero y orientado hacia mejores políticas públicas para las comunidades. Si somos exitosos en el diálogo (…) la protesta no será la alternativa", dijo Duque.

 

El defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, calificó de "histórica" la visita de Duque "porque es la primera vez que viene un presidente a la Defensoría del Pueblo a tratar y escuchar qué esta pasando con los derechos humanos y con los líderes sociales".

Y agregó: “Vamos a trabajar conjuntamente para evitar el asesinato de los líderes sociales, para trabajar por las comunidades indígenas y campesinas, y para que no se produzca ni una violación más a los derechos humanos en Colombia”.

MÁS NOTICIAS DE COLOMBIA Y EL MUNDO, AQUÍ.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo