A lo que se enfrenta Iván Duque en el sector educativo

Estos son algunos de los retos que tendrá el nuevo presidente en cuanto a formación de los jóvenes en el país

Por Natalia Martínez

“Si somos sinceros, la educación no fue una llave maestra que Iván Duque utilizara en su campaña a la Presidencia. El presidente electo no dijo que fuera a hacer nada importante en el sector educativo, así que a su ministra María Victoria Angulo le va a tocar hacer milagros”, señala Cecilia Rincón, decana de la Facultad de Ciencia y Educación de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas.

A diferencia de los programas de sus contendores a la Presidencia (Sergio Fajardo, Gustavo Petro y Humberto de la Calle), Duque no tuvo como fuerte un modelo de educación transgresor. La realidad es que sus enfoques han sido sectorizados al departamento de Defensa y al sector económico, lo que no genera buena espina en el sector educativo.

“Hemos hecho revisión de lo propuesto por Duque y no hay nada nuevo. Piensa continuar con un programa con veneno como ‘Ser Pilo Paga’, que financia a los jóvenes del país para que estudien en universidades privadas, desfinanciando al sector público… Quiere seguir con ‘De Cero a Siempre’ que es un programa asistencialista y que no garantizó la educación de los niños del país. Si va a hacer algo, tendría que hacerlo de nuevo, porque no propuso nada”, afirma la decana.

PUBLIMETRO contactó a cuatro expertos en educación que nos dijeron cuáles son los retos del próximo gobierno.

Para el analista en políticas educacionales, Ángel Pérez, profesor y columnista de la revista Dinero, el mayor reto de Duque consiste en conseguir plata para este sector. “Si bien Santos incrementó la inversión en el sector educativo, la realidad es que eso no está ni cerca de lo que debería ser la inversión en educación si queremos que pase algo importante con la calidad y cobertura nacional”.

Pérez asegura que la inversión en educación debería estar por el orden de seis puntos del producto interno bruto de Colombia, es decir, por el orden de los 54 billones de pesos, pero hoy se invierten alrededor de 37 billones: “En Colombia, la educación no es un punto de encuentro, sino uno de diferencia y eso está empezando por el lado de la primera infancia… Si el niño va a un colegio público, se jodió; y si va a uno privado, pues sabe que su calidad de vida será totalmente diferente. Así que el primer reto es invertir en la educación oficial”, señala Pérez.

Carlos Enrique Rivas, presidente de la Federación Colombiana de Educadores (Fecode), ve negro el futuro: “Yo sí veo un panorama muy oscuro y nefasto de lo que viene en el gobierno de Duque, porque además de que continúa con las políticas nefastas de Santos, no le aporta a la paz y en el país la escuela está permeada por la violencia. El profesor es violentado. Ahora, el ministro de Defensa pretende regular la protesta social, o sea que los profesores no podremos marchar”.

En medio de la participación de Colombia en la Ocde, la organización impone nuevos retos para el país y a esto tendría que apegarse Duque, así como “a las metas del Plan Decenal de Educación, en donde se debe mejorar la cobertura y la calidad de la educación inicial”, afirma la decana Rincón.

Sin embargo, para Pérez no todo es malo y resalta algunos aciertos en las propuestas del nuevo presidente: “Digamos que hay cosas buenas que vienen y es que Duque ha propuesto incrementar el número de matrículas de los niños en el sistema de educación inicial, es decir, que más menores accedan a lo que se ha denominado como preescolar; también ha propuesto 1000 jardines, pero debe conseguir plata, reformar la Ley 715 y cumplir con lo que Santos no pudo: la jornada única”.

El actual presidente dejó a 950.000 estudiantes en jornada única, pero estuvo muy lejos de cumplir esta meta “a la que tiene que apostarle Duque, pero le toca ponerse de acuerdo con los maestros, con Fecode, porque ya es una necesidad que los niños pasen más tiempo de calidad en los colegios”, reafirma el analista de políticas educacionales.

En cuanto a la jornada única, la decana de la Distrital agregó: “Claro que se tiene que intervenir en la jornada única, pero no hay cumplimiento en los acuerdos de mejorías de la infraestructura y sigue el hacinamiento en los colegios. Mire la relación de estudiantes por docente, son 40 por cada profesor. Hay que incrementar la planta docente y garantizar mejores ingresos para los profesores”.

Leonardo Fabio Martínez, rector de la Universidad Pedagógica Nacional, respalda la visión de la decana de la Facultad de Ciencia y Educación de la Universidad Distrital sobre el programa ‘Ser Pilo Paga’ y lo pone como  uno de los puntos que tiene que repensar el nuevo presidente: “Para mí, uno de los retos más grandes que tiene que afrontar Duque es reformar el programa ‘Ser Pilo Paga’, para que los jóvenes pilos  vayan a las universidades públicas y el dinero que se le está regalando a las instituciones  privadas nos llegue a nosotros que lo necesitamos”, señala.

La decana Rincón agrega que hay una gran brecha entre la inversión de la universidad privada y la pública, y que los programas como ‘Ser Pilo Paga’ aumentan esa brecha: “Conozco los casos en los que las universidades privadas han invertido la plata de ‘Ser Pilo Paga’ en centros de investigación, mientras que a la universidad pública se le caen las paredes”.

Veremos, entonces, qué pasará en este sector. Según los expertos, Santos dejó muchos logros pendientes que a Duque le tocará recuperar.


¿Y la nueva ministra?

Para Rivas, la nueva ministra no es una cara desconocida, pues María Victoria Angulo fue secretaria de Educación de Bogotá y tuvo que negociar en los paros: “Ella es una ministra que representa la privatización, una allegada a la empresa. Su ministerio debería llamarse de ‘educación y comercio’. La comida, el transporte de los niños va  a ser un negocio”.

La decana destaca que Angulo es una “persona que conoce el sector, pero no es una mujer que en Bogotá haya desarrollado un gran enfoque social en sus programas educativos. Es una mujer muy allegada a los empresarios. Es una mujer que le gustan los indicadores, pero que tiene que preocuparse por la educación pública”.

Para el analista Pérez, “la nueva ministra conoce el sector de la educación. Le gusta entregar resultados, pero es muy allegada a los empresarios. Toca decirle que no es lo mismo administrar la educación de Bogotá, que tiene múltiples recursos, que la de la costa Pacífica, que no tiene un peso. Tiene que mejorar sus relaciones con los profesores. Ahí tiene un reto”.


Retos según expertos

Cecilia Rincón|Decana de Educación U. Distrital
“El principal reto de Duque es plantear algo para la educación. Eliminar la política de financiar la universidad privada, en vez de la pública. Invertir en Colciencias, y que haya un gran pacto por la educación del país para fortalecer al sector público”.

Leonardo Martínez|Rector Universidad Pedagógica
“Hay retos como no volver la educación un negocio. No volver la educación una empresa. Tiene que pensar en una educación digna y el fortalecimiento de la educación pública, e impulsar la labor docente para que sean reconocidos socialmente”

Carlos Enrique Rivas|Presidente de Fecode
“Hay que invertir en los maestros, en la salud. Pasamos necesidades con este tema, hay que invertir en agua potable, saneamiento básico en la escuela rural. No puede ser que sigan las brechas entre los niños de las regiones y los de las ciudades”

Ángel Pérez|Analista de políticas educacionales
“Además de conseguir plata, hay que apostarles a la educación rural y a las universidades regionales, que es de donde se están fugando los pilos para terminar en las grandes ciudades y en las universidades más caras… ¿Cómo se van a desarrollar las regiones así?”

También le puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo