Científicos resuelven el enigma de uno de los ruidos domésticos más irritantes de la historia y cómo detenerlo

Aquí está la solución para ese odioso "plink, plink, plink" que no deja de sonar.

Por Jharoccy Vasquez

Primero es lo primero, ¿cuál es el ruido doméstico más irritante de la historia y cómo a un grupo de científicos de Cambridge se les ocurre investigar que hacer para eliminarlo? La respuesta es simple, una noche de insomnio producto de una gotera.

El investigador de la casa de estudios del Reino Unidos, Anurag Agarwyal, fue víctima de una gotera que no lo dejó dormir en toda la noche por su incesante “plink, plink”.

“Mientras estaba despierto por culpa del sonido del agua que caía en un balde colocado bajo la fuga comencé a pensar en el problema”.

Al día siguiente llegó con la duda donde un colega y ante la ignorancia de ambos sobre que era lo que provocaba el sonido, decidieron hacer lo que hacen los científicos: investigar.

Así Agwaral y su equipo trabajaron incansablemente hasta tener una respuesta y fue más difícil de lo que podríamos creer.

LA INVESTIGACIÓN

El equipo puso cámaras de ultra velocidad y modernas técnicas de captura de audio para determinar que el sonido “plink, pllink, plink” no es causado por la gota que cae sino por otra cosa.

Los especialistas comprendieron que el ruido se produce debido a la oscilación de una pequeña burbuja de aire atrapada bajo la superficie de agua. A su vez, esta obliga a la superficie a vibrar y a actuar como un pistón que impulsa el sonido del aire.

LA SOLUCIÓN DEL PROBLEMA

Con la respuesta de qué provocaba el sonido, el equipo pudo establecer una sencilla estrategia para resolver el problema, hay que cambiar la tensión en la superficie del agua.

Es decir, al agregar un elemento con mayor densidad -como jabón o lavalozas- el sonido se detiene y se pone fin al ataque de nervios.

Los resultados de la investigación fueron publicados en la Revista Nature. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo