Prohibición de asbesto en riesgo: en vilo salud de los colombianos

Una vez más se aplaza el debate de asbesto y podría hundirse la ley por falta de voluntad de los senadores de la República

Por Natalia Martinez

Esta semana terminan las sesiones extra en el Senado que decretaó el Gobierno de Juan Manuel Santos por cuanta de su búsqueda para aprobar la Justicia Especial Para la Paz. Aunque eso se dio, la realidad termina siendo sombría para un proyecto de interés de la salud nacional, como lo es la ley Ana Cecilia Niño, o también el conocido proyecto de prohibición del uso del asbesto, que quedará en veremos.

La realidad salta a la vista. El proyecto podría quedarse sin sesionar en estos dos días y pasaría a la siguiente legislatura, lo que preocupa a sus defensores, que consideran que el Senado quedaría en manos de opositores al proyecto, lo que podría hundirlo, dejándolo por octava vez, sin aprobar y a expensas de un alma caritativa, que vuelva a tomar la vocería.


1500
Personas mueren en Colombia por culpa de la exposición al asbesto, la llamada ‘fibra mortal’


Desde varios sectores preocupa la situación. Uno de los puntos es que el asbesto ha cobrado dos vidas en los últimos dos meses. El doctor Camilo Prieto, director de la ong Movimiento Ambientalista Colombiano, señala que es grave que el proyecto no se apruebe en la plenaria del Senado.

“El lobby empresarial ha sido muy fuerte en el Congreso. La idustria ha terminado por llenar de argumentos  a los senadores, que a la larga son mentiras, para que no se le dé trámite a esta ley”.

La realidad es que Prieto no se desfasa de la verdad. Desde diferentes sectores se ha venido trabando el proyecto con argumentos que suenan irrisorios, como el que dice que el proyecto necesita incluir investigaciones médicas que aporten pruebas de conexidad entre el contacto con asbesto y dos enfermedades claves: el mesotelioma pleural y el cáncer de pulmón.

“Ellos se amparan en que el cáncer de pleura  no es latente hasta 20 años después. Hoy te sientes sano, en contacto con el agente tóxico, eroen 20 o 30 años, la cosa se complica”, señala Prieto.

En el mundo, cada año se presentan 110.000 muertes por el asbesto, de esas, 1500 son colombianas, pero parece no ser un argumento suficiente que riña con los  intereses económicos, que conllevan usar un material que es tan barato.

“Es triste, pero la realidad es que terminan anteponiendo los intereses económicos y financieros sobre un derecho fundamental como la salud”, asegura Prieto.

En pasadas sesiones, fue el expresidente Álvaro Uribe quien pidió excluir del orden del día al proyecto, “para escuchar a las partes”, en una disputa que atraviesa los dos años, en donde no solo están de por medio los debates en la Comisión Séptima, sino las innumerables audiencias públicas, en las que la industria ha intervenido para decir que el desmonte de las estructuras y el abandono de la fibra, es contraproducente para el trabajo de los operarios, lo que ha llevado a muchos a rechazarla.

“Les dicen que se van a quedar sin trabajo y esto es una mentira porque tiene que haber un periodo de transición y de reacomodación de los obreros”, afirma Prieto que ha emprendido una campaña pedagógica con organizaciones de pacientes, víctimas y la comunidad médica.

“No quiero ser pesimista, pero si esto no pasa en esta legislatura, dudo mucho que se logre. Sería la octava vez que se cae y siento que el lobby en el Congreso sería muy fuerte, hundiendo la ley, por eso hay que aprobarla ya”, concluye el médico.

Asociaciones de víctimas de cáncer, que lo contrajeron, ya sea por haber trabajado en fábricas, o por la negligente disposición de los escombros, o por la utilización de tejas y tanques de agua de los hogares, piden al Gobierno ayuda para que el proyecto pase por la plenaria y luego sea discutido en Cámara de Representantes en donde le esperarían pesados, pues según defensores del proyecto, varios senadores y representantes, están tranzados con la industria.

|NATALIA MARTÍNEZ L.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo