La dura confesión de De la Calle por la que pidió perdón al país

El pasado no perdona, ¿pero los votantes sí?

Por Publimetro Colombia

En medio del desarrollo de los debates con jóvenes que organizó el canal Caracol bajo el eslogan #ElPaísPrimero, en donde un panel y un auditorio conformado por jóvenes pregunta y debate contra los candidatos, el candidato liberal Humberto de la Calle hizo una confesión un poco dura.

Pues resulta que cuando le preguntaron por los recursos de la biodiversidad y cómo cuidarlos, De la Calle respondió con una cruda confesión.

"Quiero empezar, primero, por hacer una confesión delante de ustedes y pedir perdón. Yo nací en un pueblito chiquito  por allá del oriente de Caldas. Mi familia fue expulsada, la violencia. No, no, no. Mejor no hablemos de eso. Mi mamá educadora, y en mi barrio que se llamaba Campohermoso, un barrio del Instituto de Crédito Territorial. Pues de casas del Gobierno, mejor dicho, para que nos entendamos. Y cometíamos una barbaridad los muchachos y es que teníamos caucheras para matar pajaritos", confesó en primera instancia De la Calle.

Seguido a eso, comentó que lo contaba porque se trataba de un componente social y cultural y pidió perdón. Aseguró que los jóvenes ya no hacen eso. Y vino la segunda confesión:

"En Manizales, en ferias de Manizales: ¡toros! Yo era taurino y esa es la segunda confesión que quería hacerles. Ahora estoy en contra de las corridas de toros, ese es un espectáculo demasiado cruel. Demasiado cruel", afirmó De la Calle quien propuso a los jóvenes participar para cambiar estas prácticas culturales.

Afirmó que el cambio climático no se puede negar y habló sobre el cambio, invirtiendo en energías renovables y amigables con el medio ambiente.

MÁS NOTICIAS DE COLOMBIA Y EL MUNDO, AQUÍ.

También le puede interesar:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo