Todos contra Duque: el mismo mecanismo que impulsó a Santos a la Presidencia

Por Natalia Martínez

En el año 2010, en medio de un debate a la Presidencia, cuando Santos aún no contaba con una alta intención de voto, el candidato, entonces uribista, soltó una frase tras los ataques de sus compañeros candidatos: “Esto es el ‘toconsán’: todos contra Santos”.

Así comenzó el grueso de un debate en donde todo giró en torno a las descalificaciones a Álvaro Uribe, pues Santos era su candidato. Con experiencia en el Ejecutivo, pero sin ‘cancha’ en lo administrativo.

Desde allí, Santos convirtió los ataques en momentos de brillo con los que se defendió y convenció a los uribistas de que podía continuar con el legado del entonces presidente paisa, que estaba a punto de entregar la banda.

El 30 de mayo, obtuvo 6.802.043 votos. Esto lo catapultó a la segunda vuelta, en la que triplicó al, hoy elegido senador, Antanas Mockus. Luego, lo que todos conocemos, ocho años de Gobierno.

Ayer, en pleno debate de El Heraldo, Telecaribe y la Universidad del Norte  se vivió el primer gran round en cuanto al ataque personal y argumentos contra los candidatos.

En medio de una multitud de jóvenes, se vivieron momentos de tensión, pero lo más vistoso fue el ‘tocondú’. este argumento de Santos en su momento volvió a vivirse.

En una ronda de preguntas, Petro, Vargas Lleras, De la Calle y Fajardo sacaron sus dudas: le preguntaron por la paz, lo atacaron e hicieron ver lo palpable: el candidato a derrotar es el de Uribe.

De la Calle lo señaló de pertenecer al partido que trabó la implementación de los acuerdos. Duque respondió con displicencia.

Fajardo le preguntó cómo iba a unir al país en torno a propuestas y no polarizaciones, Duque aseguró que él unía más de lo que separaba.

Petro le preguntó, indirectamente, si aceptaba que la JEP juzgara a todo el mundo (incluso a Uribe). Duque afirmó que la justicia transicional era necesaria, pero desestimó la JEP, insinuando y reafirmando que la eliminaría, en medio de los cambios estructurales que piensa hacer a los acuerdos.

Vargas Lleras le preguntó por su pasado con Santos, por su carrera en el Gobierno del  presidente. Duque le dijo que sí, que allí había empezado, pero que él (Vargas) era el representante del mandatario saliente, con miras a la Presidencia.

No deja de extrañar que, en redes sociales, las personas criticaran los hechos, afirmando que esa era la estrategia errada para catapultar a Duque a la cima de la opinión pública y a la victimización y justificación de que los otros son lo mismo y lo podrían materializar como el candidato que encarne una especie de cambio en la forma de gobernar al país. 

MÁS NOTICIAS DE COLOMBIA Y EL MUNDO, AQUÍ.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo