10 predicciones para la energía en 2050

Procesos de Captura de Carbón (CCS), o los procesos para capturar y retener los excedentes de carbono de las plantas industriales, aún no serán usados masivamente

Por Juan Enrique Huerta Wong

Hace 20 años, Rafael Rangel Sostmann, Rector del Tecnológico de Monterrey, hizo un viaje por el Sureste Asiático. Después de eso, inició el mantra del cambio de manufactura a la mentefactura. Por eso cuando al asumir la candidatura de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya atacó a AMLO diciendo que su visión energética es anticuada, y agregó el lugar común de que la economía del mañana es la del conocimiento, algunas sonrisas aparecieron.

Llamé a Mark Thurber, quien como Director Asociado del Programa de Energía y Desarrollo Sustentable de Stanford, es una voz que hay que escuchar en esta materia.

Dr. Thurber establece 10 predicciones para el modo que usaremos la energía en 2050. Parte de algunas premisas. La primera es que el mundo seguirá calentándose… sin que a mucha gente le importe. Junto a ello, una segunda premisa es que buena parte del mundo seguirá usando combustóleos, es decir, petróleo, gas natural y carbón.

Sus predicciones son como siguen:

El mundo seguirá usando carbón, principalmente China y la India, no verán muchos incentivos para modificar su forma principal de consumo energético.

Procesos de Captura de Carbón (CCS), o los procesos para capturar y retener los excedentes de carbono de las plantas industriales, aún no serán usados masivamente.

Aún tendremos un problema de acceso a la energía. Aún habrá lugares donde el acceso a la energía no sea fácil ni barato, por ejemplo, en zonas periféricas a las ciudades.

Pequeños reactores modulares (SMR) serán ampliamente usados. Esto es, la energía atómica será usada más ampliamente, particularmente en la industria.

Los impuestos al carbono serán ampliamente usados. Esto haría aún más costosa la gasolina.

El precio de la electricidad cambiará más en un esquema de oferta-demanda. Hasta ahora, sólo la industria se ha beneficiado de diferencias en costos, pero esto se masificará.

Cada vez más hogares producirán, administrarán y controlarán electricidad. Este uso se acrecentará en la medida en que vayamos requiriendo más equipo en los hogares.

Aparecerán nuevas compañías que almacenen energía, en la medida que aparezcan más hogares y compañías productoras de energía derivada del sol y el viento.

Veremos experimentos de geo ingeniería. Esta nueva disciplina consiste en desarrollar técnicas para influir en el clima terrestre.
Seremos capaces de observar y pronosticar el calentamiento global, con la precisión que hoy pronosticamos el clima.

AMLO construiría refinerías. Para 2050, el mundo seguirá consumiendo petróleo y derivados. Anaya quiere invertir en energías limpias, pero no es claro cómo lo hará. Ambas propuestas no parecen estar en contradicción. El mundo requiere más energía, y México es una fuente de sol, viento y sí, petróleo. Para cuando las refinerías estén en marcha, en 2025, aún tendremos 30 años más de consumo de derivados de petróleo. Mejor, éstos serán cada vez más caros.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo