Alegre y sin mucho protocolo, así fue la llegada del papa Francisco a Bogotá

Al sumo pontífice se le vio feliz y sorprendido por las muestras de folclor a su arribo a la capital de Colombia.

Por Juan Pino

La llegada del papa Francisco a Bogotá fue alegre y sin mucho protocolo. A pesar de la organización protocolaria que había para su arribo, el sumo pontífice decidió no seguirlos y acercarse a los colombianos que estaban esperándolo en CATAM.

Abrazó a los niños que le hicieron una calle de honor y le dio la bendición a las víctimas del conflicto.

Luego, durante su primer recorrido por la capital del país, saludó efusivamente a los asistentes que se reunieron en la calle 26 y cerca a la Nunciatura Apostólica, donde pasará la noche.

Al llegar ahí, varios grupos artísticos hicieron cortas presentaciones que sorprendieron al papa, quien dijo: "Que nadie les robe la alegría".

 

Siga en vivo la visita del papa:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo