Manizales, la segunda víctima de la ola invernal

16 muertos y 7 personas desaparecidas deja la segunda tragedia natural causada por las fuertes lluvias de las últimas semanas.

Por María Esperanza Arias Herrera

Colombia no se recupera de Mocoa y tiene que enfrentar un nuevo desastre. Un deslizamiento de tierra en Manizales destruyó varios barrios y terminó con la vida de más de una decena de personas.

En medio de la madrugada del miércoles los habitantes de los sectores de Aranjuez, Camilo Torres y Bajo Persia, entre otros, sintieron ruido y un movimiento fuerte estremeció el piso sin darles tiempo para salir.

La angustia se apoderó de ellos y en medio de la oscuridad empezaron a buscar a sus seres queridos. Con el paso de las horas las noticias fueron empeorando. El hecho dejó 17 personas muertas, 23 heridos y 7 desaparecidos.

Según las autoridades 100 viviendas terminaron destruidas y otras 400 fueron evacuadas por prevención.

20 días después de la avalancha en Mocoa que dejó 323 víctimas, el Gobierno tuvo que volver a declarar la alerta roja, esta vez en la capital de Caldas.

Según el alcalde de Manizales, José Octavio Cardona, el número de fallecidos en Manizales podría aumentar debido al número de desaparecidos. También recordó que las torrenciales lluvias que cayeron no tienen antecedentes en la ciudad.

"Lo que ocurre es que tenemos históricos de lluvia que nunca se habían dado en Manizales", dijo.

Cardona explicó que, según el Ideam, en la noche del martes y la madrugada del miércoles " cayeron 96 milímetros de lluvia, y el histórico medio de la ciudad estaba en 85″.

Es decir, que en solo una noche llovió en Manizales más de lo que normalmente llueve en un mes.

Apenas supo de la tragedia, el presidente Juan Manuel Santos se trasladó al lugar y prometió ayudar a los damnificados y familiares de las víctimas al igual que lo hizo con Mocoa.

Dijo que el Gobierno Nacional, a través de la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo de Desastres (UNGRD) trasladará recursos a la Alcaldía para atender a la población afectada. También anuncio el envío de kits de mercados además de la entrega de subsidios de arriendo para quienes perdieron sus casas.

Debido a la emergencia las autoridades suspendieron las clases en los colegios y universidades de Manizales, solicitaron a la población abstenerse de salir a la calle para evitar mayores complicaciones y quitaron preventivamente el suministro de agua y gas en algunos sectores.

Mantener activos los planes de contingencia

Justamente horas antes de la tragedia el presidente Juan Manuel Santos llamó la atención de los alcaldes y gobernadores para que revisaran las alertas emitidas por el Ideam y la UNGRD.

“Quiero recordarles hoy a los gobernadores y a los alcaldes que deben mantener activos los planes de contingencia y de respuesta ante esta temporada de lluvias. Esto es muy importante, manténgalos activos, 24 horas al día, siete días a la semana”, señaló el Mandatario.

En lo corrido del 2017 se han presentado en el país 200 eventos relacionados con el invierno, como crecientes súbitas, vendavales, inundaciones, deslizamientos. Esto, sin incluir lo ocurrido en Mocoa y Manizales.

En esos hechos han resultado afectados 159 municipios, más de cinco mil familias, más de 280 viviendas, 2.700 casas averiadas, 64 vías, 21 puentes vehiculares y 19 puentes peatonales.

Alerta roja en seis departamentos

La temporada invernal en el país aún no cesa y, según el Ideam, seis departamentos en el centro del país son los que corren más peligro por deslizamientos e inundaciones. Entre ellos están Santander, Tolima, Valle del Cauca, Putumayo, Caldas y Cauca.

Además de estos departamentos, más de 300 municipios en todo el territorio nacional ubicados a orillas de algún río están en riesgo debido a una creciente súbita y otros presentan riesgo por deslizamientos. En Antioquia, por ejemplo, hay cuatro municipios en alerta roja.

Según el Ideam, es recomendable “especial monitoreo a estas zonas por considerarlas recurrentes por crecientes súbitas en años anteriores o deslizamientos de tierras”, también recomienda a la comunidad en general y a las autoridades “permanecer atentos ante posibles afectaciones por desbordamientos de los ríos”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo