En Mocoa ya suspendieron la búsqueda de posibles víctimas entre los escombros

La Cruz Roja Colombiana concluyó la operación de rescate para centrarse en los desaparecidos.

Por EFE

Después de seis días de operaciones en la que los rescatistas intentaban encontrar personas con vida, este jueves la Cruz Roja Colombiana confirmó que se terminó la búsqueda de víctimas en Mocoa.

Esta decisión se toma porque pasadas las 72 horas en un desastre las posibilidades de encontrar sobrevivientes es casi nula y el estado de descomposición de los cuerpos ya es muy avanzado.

Por eso la Cruz Roja ahora seguirá con acciones para encontrar a los desaparecidos y dar apoyo psicosocial a la comunidad.

"Lo que termina hoy son las acciones de búsqueda y rescate, los que están removiendo escombros por parte de la Cruz Roja terminan hoy, porque lo que tenemos ahora es gran afectación emocional", dijo el presidente de la Seccional Cundinamarca y Bogotá de la Cruz Roja, Gabriel Camilo Ramos, quien está en Mocoa ayudando en las operaciones de socorro.

Ramos precisó que seis días después de la avalancha de los ríos Mocoa, Sangoyaco y Mulato, que devastó 17 barrios de esta ciudad, capital del departamento del Putumayo, la prioridad son las personas dadas por desaparecidas, sobre las cuales no hay un censo, pero que pueden cerca de 300 si se tiene en cuenta las denuncias de familiares.

"Con los desaparecidos seguimos trabajando en el restablecimiento de contactos", dijo Ramos, quien explicó que aquellos que no han sido encontrados "no necesariamente son muertos, sino que son personas que pueden estar en albergues, en hospitales".

Según el socorrista, la gente de Mocoa debe tener la confianza "de que la oficina de desaparecidos de la Cruz Roja está a disposición de la comunidad todo el tiempo".

"En este momento se está haciendo énfasis en todo el apoyo psicosocial, acompañando no solo a los organismos de búsqueda y rescate sino también a la comunidad", afirmó.

En este punto, destacó que también "hay un equipo muy grande en el cementerio acompañando lo que es la fase de duelo", de quienes perdieron familiares o amigos y viven unos días difíciles no solo por la falta de los seres queridos sino también por lo traumático que ha sido el proceso de entrega de los cadáveres para darles sepultura.

"Esto puede generar problemas de salud, que le puede pasar a cualquier persona que haya perdido a toda su familia o parte de ella, entonces es importante que hagan un proceso de duelo, pero que sepan que están acompañados", subrayó.

Para atender esa necesidad, la Cruz Roja tiene en Mocoa un equipo de 15 psicólogos que será reforzado con otros especialistas en "salud mental" que llegarán en reemplazo de los socorristas que serán retirados del terreno.

"El cambio en el equipo es que está saliendo todo el personal de búsqueda y rescate y está llegando el personal de salud mental de todas las seccionales de la Cruz Roja", añadió Ramos.

Estos expertos serán enviados a albergues, hospitales y oficinas públicas en las que haya personas necesitadas porque "la tragedia nos pega a todos, la Cruz Roja no es indiferente a la comunidad y nos hemos involucrado de lleno en esta situación", concluyó.

 

Tamién le puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo