Polémica en España: científico pone “cerebro” a muñeca sexual y asegura que no deshumaniza a mujeres

“Mi objetivo no es sólo que copulen con Samantha, sino que se enamoren de ella”, afirma el doctor en Nanotecnología, ingeniero en Electrónica y experto en Computación, Sergi Santos.

Por Agencias

El doctor en Nanotecnología, ingeniero en Electrónica y experto en Computación, Sergi Santos, ha sido el primero en poner inteligencia artificial a una muñeca sexual realista, generando controversia luego de declarar que su innovación "no deshumaniza a las mujeres".

La muñeca de nombre “Samantha”, funciona mediante un “algoritmo potentísimo” creado por el científico que le permite interactuar con las personas y le da caraterísticas “humanas”, lo que le permite “llegar al orgasmo, siempre que su compañero sea capaz de estimularla”.

El científico, de 38 años, dice que le molesta la polémica y asegura estar “ muy cansado de intentar explicar lo que hago y que nadie lo entienda o que me digan que no sirve para nada. Ahora mis colegas científicos replican que este proyecto no tiene ningún impacto científico, pero yo pienso todo lo contrario: Samantha es muy fácil de explicar y todo el mundo entiende a la primera para qué sirve. Al fin y al cabo, el objetivo de la tecnología es que se entienda para poder darle una aplicación concreta y así poder venderla”.

El proyecto 'Samantha' fue desarrollado en Catalunya, donde se establecerá para llevar a cabo su empresa. En su equipo de trabajo participan su esposa Maritsa, diseñadora; una joven física de origen asiático experta en biociencia; un especialista en electrónica, que le ayuda a localizar en Internet e integrar en su prototipo cualquier tipo de sensor o microcontrolador que mejore la capacidad de interacción de Samantha; y un abogado que se encarga de las tareas burocráticas.

“Mi objetivo no es sólo que copulen con Samantha, sino que se enamoren de ella”, concluye.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo