¿Violación a la soberanía, provocación o error?

Este fue el desarrollo de lo sucedido en Arauca con el campamento de soldados venezolanos en territorio colombiano

Por Natalia Martinez

Preocupados despertaron los miembros del Gobierno por la situación en Arauca, en donde un campamento de la Fuerza Armada Bolivariana de Venezuela se instaló en el municipio Arauquita, fronterizo con Colombia e izó la bandera del vecino país. El secretario de Gobierno del municipio, Nélson Pérez, estuvo en el lugar de los hechos y aseguró que eran más de 60 militares.

El Ministerio de Defensa envió tropas al lugar para verificar el hecho e informó de la situación a la cancillería colombiana, que contactó a las autoridades venezolanas que aún no se pronuncian,  pero que según una fuente de alto rango de la Fuerza Armada venezolana aseguran  que el territorio en el que se instaló un grupo militar, de 123 soldados, pertenece a Venezuela y que su presencia allí es un ejercicio de soberanía.

La misma fuente indicó que la base legal que tiene Colombia para asegurar que el territorio es colombiano se sostiene en la idea de que la demarcación de la frontera depende del río Arauca, y que lo que está a la derecha del cauce es espacio territorial colombiano y del lado izquierdo venezolano.

Sin embargo, afirmó que el posicionamiento fronterizo actualmente está determinado por una línea recta geosatelital y no por el cauce del agua, que además ha sido desviado con dragados y diques por Colombia en perjuicio de Venezuela.

Por su parte, la Cancillería colombiana viajó al lugar para cerciorarse sobre la situación y en horas de la tarde se reunieron con el presidente Santos y con los ministros de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, y de Defensa, Luis Carlos Villegas, el comandante de las Fuerzas Militares, general Juan Pablo Rodríguez, y los jefes del Ejército, general Alberto Mejía Ferrero; la Fuerza Aérea, mayor general Carlos Eduardo Bueno; la Armada, almirante Leonardo Santamaría, y la Policía, general Jorge Hernando Nieto.

La respuesta del Gobierno colombiano

"Tan pronto fui enterado el día de ayer de la situación, di instrucciones a los Ministros de Relaciones Exteriores y Defensa que se comunicaran con sus homólogos venezolanos, siguiendo nuestra costumbre de hacer prevalecer el diálogo y las vías diplomáticas para solucionar los problemas", declaró el presidente en rueda de prensa.

Luego de la reunión en la Casa de Nariño, Santos decidió enviar una comisión de expertos de ambas carteras a verificar de qué lado de la frontera se encontrarían los militares venezolanos y la instrucción de desplazar personal militar a la zona.

Y es que la confirmación de que el campamento, que destruyó uno de los cultivos que se producían en la finca en donde se asentaron, estaba en territorio colombiano, llegó.

"Sobre esto no cabe la menor duda. La línea de frontera en ese sector la determina, según los tratados vigentes, el Río Arauca y los militares venezolanos se encuentran en la rivera colombiana", sostuvo el primer mandatario.

Santos manifestó que conversó con el presidente venezolano Nicolás Maduro y que le manifestó que "es totalmente inaceptable la situación que se ha producido y me ha asegurado que ha ordenado el retiro de las tropas del territorio colombiano y acordamos que mantendremos el diálogo y las vías diplomáticas hasta que se normalice la situación".

En su cuenta de Twitter, el primer mandatario aseguró que hacia las tres de la tarde salió el último militar del país.

Los congresistas se manifestaron

Congresistas colombianos de diferentes filiaciones políticas criticaron hoy que militares venezolanos hubiesen cruzado la frontera y levantaran un campamento en territorio de este país, y exigieron al Gobierno tomar acciones inmediatas para defender la soberanía nacional.

El presidente del Senado colombiano, Mauricio Lizcano, aseguró que rechazaba la "provocación" del presidente venezolano, Nicolás Maduro, con la presencia de militares de ese país en la población de Arauquita, en el departamento de Arauca, y dijo que "lo que busca Venezuela es un conflicto con Colombia".

Por su parte, el senador Iván Duque, del  Centro Democrático, consideró "grave que militares venezolanos entren a territorio colombiano" y construyan un campamento.

El parlamentario añadió que el Ministerio de Defensa y la Cancillería colombiana "deben explicarle al país la creación de un campamento militar venezolano en Colombia" y añadió que el hecho no puede ser tildado por el Gobierno como "caso aislado esta intromisión" en suelo nacional.

Además, señaló que la entrada de militares venezolanos a Colombia "es una provocación que requiere pronunciamiento enfático".

A su turno, la senadora Maritza Martínez, del Partido de la U, al que pertenece el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, aseguró que los "militares venezolanos instalados en Arauquita deben ser expulsados de manera inmediata" del país.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo