Gobierno le respondió fuertemente a la ONU por su carta a medios

Acuerdos sí se están cumpliendo, aseguró el Alto Comisionado para la Paz y la canciller María Ángela Holguín.

Por Natalia Martinez

El Gobierno manifestó su "sorpresa" al jefe de la Misión Especial de la ONU, Jean Arnault, por una carta suya en la que plantea reparos por las dificultades en la implementación del acuerdo de paz firmado con las Farc.

En un documento enviado a Arnault por la canciller, María Ángela Holguín, y por el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, responden punto por punto a cada una de las inquietudes expresadas por la ONU a la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación al Acuerdo Final, que se filtró a la prensa el pasado sábado.

La carta le recuerda a Arnault que desde hace semanas vienen insistiendo "en la importancia de llevar a cabo una reunión con la Misión de la ONU (…) para revisar el cumplimiento de los compromisos que se derivan del Acuerdo Final en materia de cese al fuego y dejación de armas".

Sobre la construcción de los campamentos, el Gobierno le explica al representante de la ONU que la consecución y arriendo de los predios donde se están construyendo los campamentos es un punto que "se ha finalizado", mientras que la construcción de las áreas comunes ha avanzado en un 80 %.

Así mismo "la construcción de los alojamientos por parte de las Farc, con la asesoría y provisión por parte del Gobierno, avanza en la mayoría de las zonas veredales transitorias de normalización.

En cuanto a la delimitación de los campamentos, Jaramillo y Holguín le dicen a Arnault, que "es una tarea que debe cumplir el Mecanismo Tripartito, encabezado por la Misión" de la ONU, además de representantes del Gobierno y las Farc.

En el tema del cese el fuego y hostilidades bilateral y definitivo y la dejación de armas, el gobierno asegura que no entiende por qué la ONU hace referencia al protocolo del 13 de octubre de 2016 relacionado con los Puntos de Preagrupamiento Temporal.

"Cuando lo que ha ocurrido y todos celebramos, es el ingreso de las Farc a las zonas veredales", dicen.

Le recalcan, en cambio, que a pesar de las múltiples solicitudes que han hecho a la Comisión de Seguimiento Impulso y Verificación al acuerdo final (CSIVI), "no hemos recibido aún los nombres de los integrantes de las Farc designados para las labores propias del proceso de paz. Esperamos que esto ocurra en los próximos días".

Sobre la identificación, registro y monitoreo de las armas, Holguín y Jaramillo reseñan en la carta que el gobierno y las Farc han "insistido en que los 180 días para dejación de las armas no varían y que el acuerdo sobre el D+180 se van a cumplir".

De igual manera aseguran que "en ninguna parte del acuerdo el proceso de dejación de armas está sujeto al estado de los campamentos".

Además "las armas del personal de las Farc autorizado para hacer pedagogía y las de aquellos integrantes que hacer parte del Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MM&V) deberían haber sido recibidas por el componente internacional, tal y como está previsto en el acuerdo".

En cuanto al proceso de dejación de armas el Gobierno aclara que "el alistamiento de los contenedores para llevar a acabo el proceso de dejación de armas de ninguna manera depende de que estén listos los campamentos".

Insisten también en que no les parece razonable "que la Misión sugiera que solo hasta finales de marzo estarán listos los sitios de almacenamiento".

Y urgen a la Misión a que "prepare los sitios de almacenado de armamento, para que este no sea un motivo de retraso del calendario acordado".

De igual manera Holguín y Jaramillo le aclaran a la ONU la importancia que el Gobierno le ha dado a la seguridad jurídica, socio-económica y física de las Farc a su llegada a los campamentos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo