Critican a Petro por usar zapatos de casi dos millones de pesos

Y no es el primer político de la Historia que lo hace. Pero a él lo critican por su calzado de lujo.

Por Luz Lancheros

Supuestamente, la izquierda mundial debería dar el ejemplo de José Mujica y tener una vida de austeridad. Sí, esa que promulgaron personas como Lenin o Trotsky, pero que en realidad casi ninguna persona de esta ideología alrededor del mundo cumple, porque se olvida que los símbolos de moda y poder se usan por los políticos por su intencionalidad y no su ideología.

Por eso no es raro ver, por ejemplo, a Fidel Castro con una amplia fortuna personal y a su hijo criticado por sus lujos. O a Piedad Córdoba usando una cartera Louis Vuitton.

Ahora, el nuevo criticado es Gustavo Petro, quien usa zapatos Salvatore Ferragamo de casi dos millones de pesos (estos cuestan 580 euros en Internet). Y así lo hicieron saber muchos internautas en Twitter.

 

Pero otros son más sensatos y apelan al sentido común: ¿qué si lo hace con su fortuna personal? ¿No debería importar más que otros políticos tengan títulos inventados o problemas de corrupción?

Es otra discusión bizantina (otra de las tantas en las que se meten los internautas). A Timochenko lo criticaron por lo mismo. Por esta razón, la cuenta @Comisariadelamoda, que se dedica a hacer reviews del estilismo de los personajes de la izquierda colombiana, publicó los siguientes tuits al respecto, afirmando que vestir bien no implica usar marcas y que la discusión en sí solo es una distracción.

Política y moda

Por otro lado, siempre se ha criticado que los líderes políticos tengan afición a la moda. En Colombia esto suele pasar mucho con el presidente Santos y sus sastres Savile Row, hechos en Londres. E incluso la molestia se extiende a su esposa, Maria Clemencia de Santos, quien siempre ha vestido de diseñadores colombianos sin apelar a gastos del erario público, cosa que no pasa con, por ejemplo, Angélica Rivera en México, a la que le han criticado sus excesivos gastos de representación y vestuario en todo el gobierno de su marido, Enrique Peña Nieto.

Por otro lado, deben recordar que los líderes políticos, sin importar filiación, usan símbolos populares para mostrar cercanía al "pueblo" y eso se ha hecho desde la Antigüedad. El emperador Augusto, a pesar de su fortuna, usaba túnicas austeras para dar ejemplo, cosa que pasó también con algunos reyes europeos medievales, como Felipe el Hermoso de Francia en el  siglo XIV.

Si lo aterrizamos al caso colombiano, Uribe en poncho y carriel, con su caballo, por ejemplo, mostraba más cercanía a la Colombia no- burguesa y a las clases más humildes. Eso en los años 40 habría sido "indigno" para un líder político, ya que la ruana era considerada, por política estatal, como un símbolo de anti-higiene y anti-modernidad debido a su origen campesino e indígena en primer lugar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo