La historia de la monja colombiana que estaría en manos de yihadistas

Gloria Cecilia Narváez Argoti fue secuestrada en Mali, África, por un grupo de hombres que gritaron que pertenecían a este grupo terrorista.

Por Publimetro Colombia

La monja colombiana secuestrada en Mali fue raptada el martes en la noche en la parroquia de la aldea de Karangasso, ubicada a unos 400 kilómetros de la capital, según información de la Cancillería.

Sor. Gloria Cecilia Argoti vive desde hace 18 años en Mali, donde ha dedicado su vida al servicio de la comunidad y los pobres de la región.

En Colombia pertenece a la congregación de las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada, que tiene su sede en Pasto y en la aldea donde la hermana franciscana trabaja hay otras tres religiosas. Sin embargo, solo se la llevaron a ella.

El hecho ocurrió aproximadamente a las 9:30 de la noche del 7 de febrero, cuando cuatro hombres armados y con capuchas tomaron a la colombiana y se la llevaron en uno de los vehículos de la parroquia mientras gritaban que eran yihadistas.

La Cancillería colombiana confirmó que la Embajada de Colombia en Ghana ya coordinó con las autoridades de Mali, por medio de sus homólogos en Acra, quienes informaron que las autoridades de ese país africano están realizando las labores pertinentes para lograr la segura y pronta liberación de la religiosa.

En las últimas horas la policía maliense detuvo a dos personas sospechosas de haber participado o colaborado en el secuestro de la monja colombiana.

Fuentes policiales malienses, que confirmaron las detenciones, dijeron que se inclinan por la autoría yihadista, aunque en esta región del suroeste los grupos yihadistas no son muy activos.

Sor. Gloria Cecilia Argoti, de 58 años, nació en Pasto y desde hace 25 años trabaja con esa comunidad religiosa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo