Corte Suprema ordenó allanar la Dirección Nacional de Inteligencia

La diligencia judicial busca determinar si la DNI conocía las actividades del "hacker" Andrés Sepúlveda en la campaña de Óscar Iván Zuluaga.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

La Corte Suprema de Justicia anunció este jueves que realizó en los días pasados una inspección judicial en la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI), con la cual se busca determinar si la entidad asociada a la Presidencia estuvo involucrada en el caso de espionaje al proceso de paz con las Farc, en el cual es investigado el senador Álvaro Uribe Vélez.

Según el alto tribunal, el exdirector del CTI de la Fiscalía Julián Quintana aseguró en declaración que la DNI había entregado informaciones para iniciar las investigaciones contra el "hacker" Andrés Fernando Sepúlveda, acusado de realizar las interceptaciones y espionajes a delegados del proceso de paz mientras trabajaba en la campaña de Zuluaga.

Estas informaciones habrían sido divulgadas por funcionarios a cargo del almirante Álvaro Echandía Durán, director de la DNI, a Quintana en mayo de 2014, en plena campaña electoral entre Juan Manuel Santos y Oscar Iván Zuluaga. Sepúlveda fue detenido pocos días después y acusado de interceptar al proceso de paz, por lo que fue condenado en 2015.

Echandía, quien según W Radio fue llamado a declarar en el caso, habría pedido a Quintana que no quedara registro de la participación de la Dirección Nacional de Inteligencia, organismo dependiente de la Presidencia, en la captura del "hacker".Así mismo, el magistrado José Luis Barceló, encargado de la investigación del caso, busca averiguar las relaciones de varios participantes del operativo contra Sepúlveda con el DNI; varios de los agentes que habían participado de la operación contaban con experiencia en el DNI y el extinto DAS.
Según el Centro Democrático, que ha tildado todo este proceso como una maniobra política, la captura de Sepúlveda impidió la victoria de Zuluaga en las elecciones. Por su parte, el Gobierno ha asegurado que la interceptación hacía parte de una campaña uribista para demeritar los diálogos de La Habana y debilitar las posibilidades de una reelección de Santos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo