Fiesta del "marrano enjabonado" desencadenó la furia de los animalistas

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

La celebración del "marrano enjabonado" es una de las principales atracciones de las fiestas de la localidad de Tolberín, a las afueras de Yopal. Esta fiesta se convirtió en un nuevo foco de la pelea de los animalistas, junto al regreso de los toros a Bogotá.

Como su nombre indica, la fiesta del "marrano enjabonado" implica cubrir un cerdo en jabón. Posteriormente, varias personas tratan de agarrar el cerdo, y el primero que logre apoderarse del animal se asegura su propiedad. Esta festividad se celebra en otros lugares agrícolas como Estados Unidos y Chile.

A pesar de eso, grupos de animalistas han rechazado el maltrato que se somete a los cerdos que participan en esta experiencia, los cuales sufren de estrés emocional similar al de una persecución por un depredador, además de lesiones en sus patas por la fuerza con la que son lanzados al suelo.

La directora de Anima Naturalis y columnista de PUBLIMETRO Andrea Padilla aseguró que este evento, y otro de las fiestas de Tolberín en el que se realiza una carrera de gatos, son una clara violación a la ley de maltrato animal aprobada en el pasado 2016, y "una tremenda crueldad contra los animales".

"Lo que están organizando, la carrera de gatos y el 'marrano enjabonado', además de ser crueles en extremo, están prohibidas por la ley de protección animal y por una sentencia de la Corte Constitucional del año 2010", dijo Padilla a RCN Radio.

Cabe recordar que los grupos animalistas del país se encuentran muy activos debido al regreso de los toros a Bogotá, que se dará mañana.

Los toros vuelven a Bogotá envueltos en la polémica

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo