Denuncian tratos indignos en la UPJ de Puente Aranda

En la Unidad Permanente de Justicia de Puente Aranda se está presentado abuso de autoridad y no se respetan los derechos humanos basados en el principio de respeto por el individuo.

Por Andrea Acosta

El concejal Germán García Maya denunció que en la Unidad Permanente de Justicia (UPJ) de Puente Aranda se presenta un caso grave de abuso de autoridad y se están transgrediendo los derechos humanos de las personas que son llevadas por cometer alguna contravención.

Maya, concejal de Bogotá por el Partido Liberal y vicepresidente de la Comisión de Gobierno, en entrevista exclusiva con PUBLIMETRO, explicó que él realizó una visita sorpresa a la Unidad donde logró recolectar evidencia para soportar las denuncias que se han presentado por desnudar a los hombres que son trasladados a la UPJ y tratarlos con exceso de fuerza y violencia.

“Con esta conducta, evidentemente se flagela los derechos fundamentales de los ciudadanos. Luego de mostrar la evidencia recolectada, el 21 de diciembre se logró realizar el debate de control político en el Concejo de Bogotá”.

El Distrito, en cabeza de la Secretaría de Seguridad y la Policía Metropolitana de Bogotá deberán ponerse en frente de este caso para esclarecer cuál es el verdadero funcionamiento que está teniendo la Unidad Permanente de Justicia y cómo se está operando internamente.

El abuso de autoridad por parte de los policías, al desnudar a las personas, es demasiado grave y se sale de cualquier conjetura. Si fuera necesaria una requisa tan exhaustiva, existen herramientas y dispositivos tecnológicos que ayudan a evidenciar si las personas llevan elementos cortopunzantes o cualquier otro objeto en su cuerpo”.

El concejal, afirmó también que el tema se esta tratando como un caso de gravedad manifiesta y que no hay unos protocolos ni en la requisa, en la conducción, el transporte, en el ingreso y ni en otros procedimientos que señalan irregularidades y pueden ser consideradas detenciones arbitrarias.

El cabildante afirmó además que hace falta capacitar y fortalecer el talento humano por parte de la Policía y la Secretaría de Seguridad que está a cargo de la UPJ, con el propósito que se genere un verdadero fin, es decir, cumplir con la verdadera labor de la Unidad que es generar un elemento restaurativo en los ciudadanos.

Las personas que han sido señaladas de cometer alguna contravención y que por esto fueron llevados a la UPJ, logren de entender la infracción que cometieron más no recibir un castigo de humillación en manos de los uniformados.

Luego de denunciar los tratos indignos y las irregularidades que se venian presentando en la Unidad Permanente de Justicia, la Secretaría de Seguridad ha evaluado el caso en el que ya han sido suspendidos tres policías por un periodo de 6 meses y 30 más están siendo investigados.

Por el momento, también se adelanta una actuación de carácter disciplinario por parte de la Procuraduría. 

Entre enero y noviembre de este año se reportaron 3805 quejas por abuso de autoridad en la UPJ (11 diarias), mientras en todo 2015 se reportaron 3299 (9 diarias). Esto evidencia un aumento de 13% en 2016 sin contar las que lleguen en el mes de diciembre.

En el Plan de Desarrollo ‘Bogotá Mejor Para Todos’, la Alcaldía planteó la construcción de una nueva UPJ. Incluso se estableció que en 2016 se iba a llevar a cabo la ubicación de predios, que equivale al 10% del avance de la obra. Sin embargo, hasta la fecha esto no se ha cumplido.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo