Un sacerdote fue drogado y golpeado en Bogotá

Por Andrea Acosta
El pasado viernes 16 de diciembre, Álvaro Jaramillo, un sacerdote de 47 años desapareció cuando salió a rezar una novena. Tres días después, el lunes 12, fue hallado drogado, golpeado y sin sus pertenencias.

El sacerdote fue encontrado inconsciente en el Hospital de Chapinero, lo habían drogado y tenía señales de violencia. De allí fue trasladado al Hospital Simón Bolívar para practicarle una serie de exámenes.

Alejandra Samper, familiar del religioso, señaló a City Noticias que el pantalón del sacerdote estaba lleno de sangre y que cuando lo encontraron no llevaba consigo ninguno de sus documentos “Es inhumano lo que le hicieron, él no es una persona problemática para que lo hayan golpeado de una forma tan violenta. Espero que las autoridades encuentren a los responsables de los hechos”.

El padre Álvaro Jaramillo, aún no han podido dar ninguna información de lo sucedido por los efectos de la escopolamina que le dieron los agresores.

Por el momento se presume que se haya tratado de un robo por las múltiples lesiones .

De acuerdo con su hermano Sergio Jaramillo “le tocaron en la habitación la mañana del 17 de diciembre y no respondió. Teníamos un compromiso en el municipio de Cota, íbamos a hacer una novena pero Álvaro no estaba en su cuarto. Él es muy cumplido, de haber cancelado el evento me habría avisado. Por eso, me di cuenta que algo no estaba bien” informó a City Noticias.

El sacerdote Álvaro Jaramillo se encuentra estable pero deberá aplazar un viaje que tenía planeado para donar regalos a niños con VIH en la ciudad de Villavicencio esta semana.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo