Caso de Dora Lilia fue mal diagnosticado: la mujer no fue violada ni asesinada

El hecho que indignó al Valle del Cauca y al país entero resultó siendo una mentira.

Por María Esperanza Arias Herrera

El caso de Dora Lilia, que parecía haber terminado, dio un giro inesperado. Este miércoles el dictamen de la necropsia que hizo Medicina Legal indicó que la causa de muerte de la mujer de 44 años fue un aneurisma.

El director de la entidad, Carlos Valdés, afirmó que Dora Lilia no tenía signos de violación ni fue asesinada. En cambio, el aneurisma evitó el control de esfínteres, “por lo que fue hallada con materia fecal, orina y vómito”.

“La causa de la muerte corresponde a la ruptura de un aneurisma de la arteria comunicante anterior. La manera de la muerte se determina como una muerte natural. Esto aclara muchas de las situaciones que se presentaron a partir de un diagnóstico clínico en el que se indicó que había sido ultrajada”, dijo en una rueda de prensa el director de Medicina Legal en referencia al caso de Dora Lilia.

Agregó que el primer error en este caso lo habría cometido el hospital de Buga que dictaminó que la mujer fue violada, torturada y empalada. Sin embargo, el centro de salud publicó un documento con la verdadera causa de muerte.

“En el cuerpo no se encontró ningún signo de violencia sexual ni ningún tipo de trauma que pudiera estar asociado a ello”, señaló Valdés.

El caso de Dora Lilia Gálvez conmocionó a todo el país. La información que inicialmente entregaron las autoridades indicaba que la mujer fue abordada el domingo 6 de noviembre por un hombre mientras hacía aseo en una casa del barrio Sucre, en Buga.

Luego dijeron que dentro de dicha vivienda, Dora Lilia forcejeó pero no pudo someter a su agresor y fue abusada sexualmente, empalada, quemada y golpeada contundentemente en varias partes del cuerpo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo