Tres años de cárcel por ofrecer dinero a un policía de tránsito

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

La Corte Suprema de Justicia dejó en firme una sentencia en contra de Esedid Ariza, quien deberá pagar tres años y 5 meses de prisión por ofrecer dinero a un policía de tránsito que le iba a realizar un comparendo. Este fallo abre una seria polémica por la posibilidad de que se agrave el hacinamiento penitenciario.

El caso se registró en enero de 2014 en el sur de Bogotá. Ariza dejó un tractocamión que conducía mal estacionado en el sector de Los Alpes, lo que ocasionó trancones y un llamado a la Policía de Tránsito. Cuando el agente llegó al área, el conductor le pasó 50.000 pesos para tratar de evadir el parte; fue capturado y puesto a disposición de las autoridades.

Ariza fue condenado, además de la pena de prisión, a pagar $40 millones por el delito de cohecho. En múltiples apelaciones, el caso llegó hasta el alto tribunal, que mantuvo en firme la pena con el objetivo de convertirla en un castigo ejemplarizante a los infractores de tránsito.

Según la ley 1709 de 2014, el delito de cohecho no puede tener ningún beneficio como excarcelación o prisión domiciliaria, salvo que el detenido colabore efectivamente con la justicia.

Aunque esta norma corresponde originalmente a casos como los de narcotráfico o el ‘carrusel de la contratación’ en los que los acusados ofrecieron cifras millonarias para abandonar la presión de las autoridades judiciales, también sería aplicada a quienes decidan ofrecer dinero a un policía de tránsito.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo