Esta semana, en La Habana, empiezan las discusiones de las propuestas del ‘no’

Humberto de la Calle, jefe negociador del Gobierno, viajó a Cuba el fin de semana para mostrarle a las Farc las opciones que plantearon en el país para modificar el acuerdo final, firmado el 26 de septiembre.

Por PUBLIMETRO/EA

“El acuerdo no promueve la ideología de género. Lo que sí está en el acuerdo es un reconocimiento y una defensa de las mujeres como víctimas y como constructoras de paz”, explicó Santos sobre la llamada ‘ideología de género’ que critica Ordóñez.

De la Calle será el encargado de entregar a la guerrilla el documento que recopila todas las propuestas hechas por diferentes sectores que apoyaron la campaña del ‘no’ en el plebiscito, entre ellas las del Centro Democrático, del expresidente Andrés Pastrana y del exprocurador Alejandro Ordóñez.

El presidente Juan Manuel Santos dijo el fin de semana que desde el 2 de octubre empezó una gran conversación que ha llamado ‘diálogo nacional’ para escuchar las inquietudes de todos los colombianos.

“Hemos venido escuchando a muchos de los promotores de los que votaron ‘no’ al plebiscito y también a muchos de los promotores que votaron ‘sí’, identificando comunes denominadores”, señaló Santos.

Agregó que él sabe que todos quieren la paz y que “nadie puede estar en contra de la paz”. También mostró su deseo de que entre “todos podamos despejar el camino lo más pronto posible para poner en marcha estos acuerdos de paz”.

Los primeros en reunirse con Santos para hablar sobre el triunfo del ‘no’, y las posibilidades de renegociar el acuerdo con las Farc, fueron los expresidentes Andrés Pastrana y Álvaro Uribe, las dos caras más visibles durante las campañas del plebiscito.

Días después ellos presentaron al presidente textos con puntos concretos que quieren poner sobre la mesa en La Habana.

Uribe insistió en otorgar amnistía a los guerrilleros rasos mientras exigió entre 5 y 8 años de cárcel para los cabecillas que hayan cometido crímenes de lesa humanidad. Sin embargo, planteó la posibilidad de que las penas se pagaran en granjas agrícolas.

Pastrana, por su parte, resumió en un documento de 15 hojas las objeciones y propuestas que hizo para ajustar el acuerdo de paz.

Santos ha reiterado en diferentes oportunidades que esta renegociación no puede tardar, ya que el tiempo es el peor enemigo de la paz en este momento. Por eso, decidió prorrogar dos meses más el cese al fuego bilateral con las Farc, que iría hasta el 31 de diciembre.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo