Historia de la muerte del empresario Felipe Correa

Por PUBLIMETRO

El empresario Felipe Correa había sido reportado como desaparecido el pasado martes 26 de abril.   Sus familiares y amigos iniciaron una campaña de búsqueda a través de las redes sociales, sin embargo, fue encontrado sin vida en el barrio El Campín de Bogotá ayer en horas de la noche.

El misterio sobre su muerte empezó a crecer hoy cuando se conocieron unas imágenes tomadas por dos periodistas que reportaron verlo con vida y normalidad en la mañana del miércoles.

Su esposa, María Jimena Díaz aseguró que el salió hacia las 8:00 p.m. de la calle 93 con carrera 15 para recogerla en la calle 79 con carrera 9 pero nunca llegó.

Las autoridades informaron que Correa hizo varios retiros de dinero en cajeros automáticos, lo que daba a indicios que podría haberse tratado de un paseo millonario.

El primer retiro de dinero fue en la calle 93 con carrera 15, después, a las 9:20 de la noche, hizo una compra en el Éxito y realizó un último retiro de plata a las 10:00 pm en un cajero cuya ubicación aún no se conocer.

Ahora se conoció que los periodista Carlos Arturo García y Alejandra Quintero Nonsoque vieron a Felipe Correa en la mañana del miércoles 27 en el centro de Bogotá.

Según El Espectador Carlos Arturo García   escribió la siguiente carta informativa “Felipe entró apresurado a una feria de artesanías que está ubicada metros al norte del edificio Seguros Tequendama. Cuando volvió a salir, segundos después, logré interceptarlo. Lo llamé por su nombre y se detuvo, me ofreció su mano derecha en señal de saludo, a lo cual correspondí. Mientras esto ocurría, Alejandra (la otra periodista) nos alcanzó y tomó una fotografía con la única intención de asegurarse de que se trataba de la persona correcta”.

Además agrega que “Cuando terminó mi saludo con Felipe, le ofrecí mi ayuda, le dije que lo estaban buscando su esposa y sus amigos, que habíamos visto su foto en Twitter y que si quería lo llevábamos hasta su casa, a lo que con mucha tranquilidad y seguridad respondió: ‘lo de Twitter es un malentendido, yo estoy bien, tranquilos, gracias’. Traté de persuadirlo, casi de atajarlo físicamente para que no terminara la conversación, pero rápidamente se despidió y siguió caminando hacia el sur por el andén oriental de la carrera séptima.”

Lea también

Encuentran el cuerpo del empresario Felipe Correa

 

PUB/MG

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo