Noticias

Barranquilla, la ciudad donde la alegría come y se vive

Emilia Polanco lleva toda su vida cocinando en Nueva Colombia un dulce cuyo nombre ‘alegría’ sorprende a los turistas.   “La alegría con coco y anís es toda una tradición en Barranquilla. El extranjero la busca porque sabe que este dulce tiene el secreto de la felicidad”.

La alegría la gritan en la calle todos los días las vendedoras de cocadas, está implícita en la sonrisa del barranquillero que baila arrebataó y tiene su espacio propio en un arroyo que se llama Felicidad. “Nos une esa búsqueda obsesiva, diaria y permanente de la felicidad, eso es lo que hace al caribeño ser caribeño”,   dijo el investigador Alfonso Múnera Cavadía.

En 2013 Colombia fue escogida como el país más feliz del mundo según el Barómetro Global de Felicidad y Esperanza, que realiza en 54 países la red mundial de empresas de investigación de mercados (Win – Gallup International).

La ciudad con los índices más altos de felicidad fue Barranquilla, con un 83 por ciento, seguida de Medellín, Bucaramanga, Bogotá y Cali. Desde entonces La Arenosa siempre ocupa los primeros lugares en este ranking de la satisfacción nacional.

Para el sociólogo y profesor de la Universidad del Norte, Jair Vega, esto se debe a la alta aceptación que tienen los ciudadanos en sus gobernantes. “Es interesante analizar que en la mayoría de la ciudades del país que aparecen en los primeros lugares por el concepto de felicidad sus alcaldes y dirigentes también obtienen altos niveles de aceptación”.

Según el sociólogo esa confianza que tienen los ciudadanos en sus entidades públicas inciden en la percepción de seguridad y felicidad de los barranquilleros.

En la encuesta Barranquilla Cómo Vamos, realizada a colombianos en 10 ciudades capitales, La Arenosa, con un 65%, es la ciudad en la que más usuarios reportan estar satisfechos con el servicio de salud recibido (2015).

La satisfacción con la oferta recreativa y deportiva de Barranquilla ocupa el tercer lugar, con respecto a las del resto de ciudades investigadas. La ciudad alcanza una satisfacción de 68%, por debajo de Cali con 69% y Medellín, con 74%. La satisfacción con la oferta cultural en Barranquilla presenta un comportamiento similar. Este indicador se ubica en segundo lugar con 64%, siendo 51% el promedio nacional.

El promedio de encuestados, a nivel nacional, que considera que las cosas van por buen camino es de 56%. En Barranquilla, este indicador es de 61%, 6 puntos porcentuales por encima del promedio mencionado, un resultado revelador según estos datos. En cuanto al orgullo de ciudad, Barranquilla alcanza un porcentaje de 80%, compartiendo la cifra con Medellín.

Según el gurú de la felicidad, el profesor Tal Ben Shahar, quien dictó una conferencia en Barranquilla, se refirió a este tema en el caso de la ciudad y explicó que   “las encuestas son generalmente lo que registran los datos que recolectan. Sin embargo, el punto importante a tener en cuenta es que siempre es posible llegar a ser más felices, por lo que el objetivo de los menos felices y las ciudades más felices es idéntico al final: aumentar el bienestar de sus residentes”. 

¿En qué no somos felices?

En materia de seguridad, Barranquilla es la cuarta ciudad con menor porcentaje de ciudadanos que manifiestan sentirse seguros en la ciudad. Solo 34 de cada 100 barranquilleros afirma sentirse seguros. En satisfacción con el espacio público en general de la ciudad, el 37% de los barranquilleros manifiesta estar satisfecho. Barranquilla es la ciudad con menor satisfacción con el alumbrado público del barrio, solo el 49% manifiesta su satisfacción en este aspecto. “Creo que el camino a encontrar la felicidad también depende de la calidad educativa de los ciudadanos. En otras encuestas siempre los países que son más críticos con sus gobernantes tienden a ser los más infelices es una cuestión de percepción”, concluyó Vega.

Tags

Lo Último


Te recomendamos