Salsa al Parque, el masivo evento con el que los caleños gozan en el espacio público

Por HEINAR ORTIZ CORTÉS
SOBRE SALSA AL PARQUE
57

audiciones completa el evento este fin de semana. En junio próximo cumple seis años poniendo a gozar a los caleños en el Parque.

“Salsa al Parque es una apuesta de construir ciudad desde la cultura y desde un espacio incluyente”. ALEX ZULUAGA, GESTOR DE SALSA AL PARQUE.

Es sábado y en el ambiente se siente el calor de la noche. Entre la bruma dejada por una leve nube de polvo que se levanta de la tierra, el olor del ron y los perfumes enmarcan la escena. Son más de 2500 personas las que se encuentran en el Parque de Los Estudiantes, rodeando la emblemática estatua de Jovita Feijoó, en pleno centro de Cali, moviendo el cuerpo, zapateando el ritmo, marcando la clave con las palmas, con campanas o cencerros.

A un costado de esa masa que baila, sobre el andén de un puente vehicular, otro centenar de personas; curiosos y amantes de lo que suena, contemplan la escena. Motos y carros se estacionan a lado y lado de la calle 5, atraídos por el bullicio, por el golpe del guaguancó.

Entre el tumulto hay vendedores de chorizo y cerveza, minuteros, bailadores con zapato de charol y punta blanca, universitarios de Converse y bluyines rotos, señoras con tacones y vestidos ceñidos al cuerpo, negros elegantes de sonrisa blanca como el marfil, veteranos de camibuso por dentro del pantalón con maracas en las manos y doñas que cantan cerrando los ojos, con la cabeza de cara al cielo.

LE PUEDE INTERESAR: Así es ‘Espacio T’, el mágico lugar donde el teatro ocurre en solo 15 minutos

Suena el bajo del Bobby Valentín y retumba la voz de sonero de Cano Estremera. “Tiene qué / un buen corazón querer / Yo estoy buscando alguien que me mime y que me quiera / Así es que tiene que ser”.

La música brota desde adelante, de los bafles que se ubican frente a la tarima de la audición. Ahí suena la salsa, ese ritmo afrocaribeño que está enquistado en el alma de los caleños desde hace décadas, ese que es protagonista del culto de miles de personas en la capital del Valle del Cauca y que esa noche de sábado, como todos los primeros sábados de cada mes, es el motivo por el cual Salsa al Parque existe.

***

Desde hace más de cinco años, un puñado de salseros, entre investigadores culturales, periodistas, académicos y melómanos, han empujado desde abajo lo que hoy en día es Salsa al Parque, el evento cultural permanente más concurrido de Cali.

OTRAS NOTICIAS: Con baile quieren alejar de la violencia a los jóvenes del Distrito de Aguablanca

Pero no siempre fue así, según lo explica el periodista Andrés Díaz, mejor conocido como ‘Pachanga’, uno de los gestores de Salsa al Parque. “En 2010 nos reunimos y planteamos la preocupación de revivir las audiciones que se hacían en los barrios de la periferia, pero en un espacio céntrico. Así, comenzamos primero en el parque Alameda, antes de su remodelación. No éramos más de 30 personas e hicimos unas cinco o seis audiciones ahí, pero los vecinos no entendieron la intención del proyecto y nos tocó movernos. Fue entonces cuando como en febrero de 2011 llegamos al Parque de Jovita, que de alguna manera estaba en el abandono”.

Y no es mentira. El Parque de los Estudiantes, que en un principio fue diseñado como una suerte de corredor urbano aledaño al MÍO, donde debía fluir el agua y donde las zonas verdes tendrían prevalencia, hoy en día es uno más de esos lugares públicos olvidados de la capital del Valle del Cauca.

VEA: Así es el Museo de la Salsa, el lugar que cuenta la historia fotográfica del género en Cali

“Creemos que es necesario que la ciudad brinde oferta cultural en el espacio público, con carácter gratuito y permanente”, dice Alex Zuluaga, director de la Fundación Cultural ‘Nuestra Cosa Latina’ y otro de los gestores de Salsa al Parque. “Le apostamos a recuperar el espacio público para la gente, para el disfrute salsero y el intercambio de saberes culturales”.

***

Este sábado, el primero de marzo y como ya es habitual, Salsa al Parque le dará vida al Parque de los Estudiantes, con la audición número 57 dedicada al sonido neoyorkino. Sonarán canciones de Richie Ray & Bobby Cruz, Larry Harlow, Willie Colón, los hermanos Lebrón y Ray Barreto. Además, según indicó ‘Pachanga’, habrá presentación en vivo.

“Este sábado podremos a Julio Cortés, una propuesta netamente caleña, un ‘man’ que desde pequeño ha estado en la salsa, porque su padre fue Tito Cortés. Julio fue pianista del Grupo Niche a los 15 años y su repertorio va de la mano con lo que es Salsa al Parque. Ya se ha presentado dos veces y le ha ido muy bien y nos ha querido acompañar”, dijo el periodista.

LEA TAMBIÉN: Las cinco discotecas que son un “tesoro” de Cali, según el periódico The Guardian

La programación, en esta ocasión, correrá por cuenta de 20 melómanas y djs, según lo manifestó Zuluaga, en conmemoración al Día Internacional de la Mujer. “Salsa al Parque es una apuesta de construir ciudad desde la cultura y desde un espacio incluyente. Por además, a las audiciones van personas que gustan del hip-hop, rockeros, todas la tribus urbanas confluyen. Hay gente de todos las razas, de todos los estratos y de todas las generaciones”, dice.

Y lo mejor, según los organizadores, es que pese a ser un evento tan masivo, gratuito y con personas de características tan diferentes, “la gente da muestra de civismo, se autocontrola y convive alegre y sanamente. En más de cinco años no hemos tenido ni una sola riña”, asegura Zuluaga.

Loading...
Revisa el siguiente artículo