Vendida Isagén por 6,48 billones de pesos

La generadora eléctrica será propiedad de un fondo de inversión canadiense acusado de corrupción en Brasil. Críticas y protestas marcaron la subasta.

Por PUBLIMETRO
Los problemas de Brookfield

El fondo Brookfield Asset Management ha estado envuelto en polémicas en varios de los países en los que opera, incluido en Colombia.

Una de las más grandes polémicas se generó en Brasil, donde algunos de los directivos de la compañía están involucrados en acusaciones de soborno.

Según el fiscal investigador del caso, consultado por La FM, la firma habría entregado dineros a la alcaldía de Sao Paulo para asegurarse la construcción de varios centros comerciales, por monto de unos 4 millones de reales (3300 millones de pesos).

Además, se ha criticado su administración en la Empresa de Energía de Boyacá (EBSA). Un grupo de ciudadanos liderado por el diputado departamental Rodrigo Bernal pidió a EBSA bajar las tarifas en 2014, debido a que la compañía cobraba servicios de generación que no producía desde 2008.

El fondo de inversión Brookfield Asset Management se hizo al control del 57,6% de las acciones que el Gobierno Nacional tenía en la generadora de energía eléctrica Isagén, en una operación avaluada en 6,48 billones de pesos.

La venta de la compañía eléctrica se hizo mediante una subasta pública en la Bolsa de Valores de Colombia, en el centro financiero de la Calle 72, rodeado de cientos de manifestantes que protestaban por la operación y bloquearon el tráfico en la Carrera Séptima.

El Gobierno Nacional recibirá $4130 por cada una de las 1570 millones de acciones de Isagén vendidas a Brookfield, propietaria de inversiones en seis países entre las que se cuenta la Empresa de Energía de Boyacá.

Una jornada tensa

La carrera de varios grupos sociales y políticos para suspender la venta de Isagen se extendió hasta el mismo momento en el que Brookfield entregó la oferta por las acciones, en un proceso de subasta con único oferente que fue seriamente criticado. Cabe recordar que otros dos oferentes, la francesa EDF Suez y la chilena Colbún, se retiraron del proceso en las últimas dos semanas.

Mientras en el interior de la Bolsa de Valores el Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, esperaba expectante que se terminara la subasta, afuera centenares de sindicalistas y activistas de izquierda intentaban detener el proceso a punta de arengas y protestas. Incluso, se recogieron firmas para detener el proceso en plena manifestación.

Entre los manifestantes que llegaron a la protesta, que bloqueó la Carrera Séptima y causó un caos del tráfico en plena hora pico, se encontraban los senadores de izquierda Iván Cepeda y Jorge Robledo, así como los dirigentes de la CGT, la CUT y Fecode.

Cárdenas: “Se hará una gran inversión en infraestructura”

El Ministro Cárdenas afirmó que los recursos obtenidos por la venta de Isagén serán distribuidos por la nueva Financiera de Desarrollo Nacional, con la cual se financiarán proyectos de infraestructura vial como las autopistas de cuarta generación.

Cárdenas destacó el momento turbulento de la economía mundial, con la caída de los precios del petróleo y la desaceleración de China, como un impulso para vender Isagen para invertir en vías.

“Lo que hace el Gobierno lo hace después de muchos años de analizar todas las posibilidades, y llegó a la conclusión de que es mejor movilizar los recursos del sector eléctrico a una nueva inversión que es estratégica para el momento actual de nuestra economía e indispensable para asegurar el financiamiento de la infraestructura en transporte”.

El Ministro de Hacienda llamó a Brookfield para que Isagén “siga avanzando” en el país, destacando el momento “sensible” que su venta provocó. Aseguró que lo que más preocupa a los colombianos es que los recursos no sean usados en vías, y dijo que vigilará “celosamente” el uso de estos dineros.

Lea también: Manifestaciones por la venta de Isagén

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo