Vigilancia estricta sobre el cáncer infantil en Medellín

Durante el 2015, primer año de vigilancia estricta del cáncer en menores de 18 años, se han registrado 90 casos en la capital antioqueña, de los cuales el 34% corresponde a niños entre los 0 y los 4 años.

Por ARIADNE AGAMEZ

Según el informe de la Secretaría de Salud de Medellín, desde la semana epidemiológica N° 1 hasta la 44 de 2015, los tres tipos de cáncer infantil de mayor frecuencia en la ciudad son la leucemia linfoide aguda con 34 casos, los tumores del sistema nervioso central, intracraneales e intraespinales con 15 casos y los linfomas y neoplasias reticuloendoteliales con 9 casos.

“Desde este año se inició el Sistema de Vigilancia de Cáncer Infantil, es decir, que aunque todos los años registrábamos los casos, este año de manera especial el Ministerio de Salud, dio la instrucción de que se haga una vigilancia estricta sobre el cáncer en personas menores de 18 años edad, por cualquier causa” informó Rita Almanza Payares, líder del Programa de Epidemiología de la Secretaría de Salud de Medellín.

La funcionaria informa que por cerca de cinco años han estado trabajando en la vigilancia de las leucemias, “pero cuando en el país se identificaron dentro de las enfermedades no trasmisibles al cáncer como una enfermedad predominante, registrando 1.200 casos al año en personas menores de 15 años, el Ministerio tomó la decisión de ingresarlo como un objeto de vigilancia”.

En Medellín además de las leucemias se han identificado otro tipo de cáncer en los menores.

“En los niños tenemos de manera predominante todas las leucemias y los tumores del sistema nervioso central, esos son los dos tipos predominantes de cáncer durante el último año, sin embargo, también se han presentado linfomas, tumores en el riñón, en el hígado, en los huesos, de origen desconocido y en la piel” afirmó Almanza.

De acuerdo al informe, el 52,2% de los casos de cáncer infantil notificados corresponde al sexo femenino y el 47,8% restante al sexo masculino.

“Se han notificado al Sistema de Registros médicos en el último año 47 niñas y 43 varones con cáncer, siendo predominantes las leucemias y los tumores del sistema nervioso central” afirmó la funcionaria.

El Ministerio de Salud estableció un sistema de alertas denominada ‘Estrategia de seguimiento Nacional de Cáncer’, un sistema mediante el cual cada niño que es diagnosticado con cáncer genera una alerta para que las Secretarías de Salud le den el acompañamiento correspondiente.

“El objetivo de esta alerta es que desde las Secretarías de Salud les acompañemos los tiempos de tratamiento a estos niños, que verifiquemos que entre el tiempo de la sospecha clínica del cáncer y su diagnóstico, no ocurra más tiempo del que está establecido; y que el tiempo del diagnóstico y el tratamiento sea lo más rápido posible. Además evaluar efectivamente su curación y si el niño fallece por algún motivo, nos obliga a hacer unidades de análisis de la mortalidad, para determinar si la muerte fue o no evitable y tomar las medidas que sean necesarias para que en ese escenario no vuelva a ocurrir” indicó Almanza.

“El cáncer es una enfermedad que puede ser mortal pero no es una sentencia de muerte, especialmente las leucemias en los niños que tienen un mejor pronóstico cuando tienen una detección oportuna y un tratamiento a tiempo” puntualizó la funcionaria.

“El diagnóstico inicial depende de síntomas que pueden partir de una fiebre que no presenta una claridad en cuanto a su diagnóstico y que tiene una duración superior a los cuadros virales; niños que presentan una pérdida de peso inexplicable, que tienen un talante diferente al de los demás, con una sudoración excesiva; esas pueden ser algunas alertas para ordenar un hemoleucograma y poder observar si hay un aumento o disminución de los leucocitos respecto a los valores normales” indicó Jorge Hernán Sierra, médico general del Grupo Emi.

Las autoridades crearon el Consejo Departamental Asesor de Cáncer Infantil, en el que están representantes del gobierno, los prestadores del servicio de salud, las aseguradoras, algunos oncólogos de la ciudad y la comunidad.

“En ese Consejo se presenta públicamente cómo va el estado del manejo de los niños, cada Eps informa cuántos niños ingresaron al sistema y que efectivamente no hayan tenido ninguna barrera. Si nosotros como ente territorial identificamos que ese niño tuvo algún retraso en la prestación del servicio o en una autorización, ellos tienen que dar cuenta pública de qué pasó y de qué medidas tomaron para subsanar la situación. Nos involucramos y acompañamos a los niños y a sus familias, porque un diagnóstico de cáncer infantil es una catástrofe para todo el grupo familiar” informó la funcionaria de la Secretaría de Salud.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo