¿Qué hacer si ve perros de razas peligrosas sin bozal?

La ley indica que los ejemplares caninos de las razas consideradas peligrosas que no porten su bozal, correa y permiso de tenencia, podrían terminar en el Centro de Zoonosis.

Por Publimetro

En confusos hechos, un Agente de Policía le disparó a un perro de raza PitBull causándole la muerte a la mascota. Los hechos, que se registraron en el barrio Torremolinos de la localidad de Puente Aranda, generaron el rechazo por parte de los vecinos del sector quienes apenas se dieron cuenta de lo sucedido intentaron golpear al agresor.

Según el uniformado, quien se desempeña como escolta, el animal estaba suelto sin su bozal y se le acercó de manera intimidante, por lo que él pensó que el animal lo iba a atacar y decidió sacar su arma de dotación y realizar varios disparos, uno de los cuales impactó en la mascota causándole la muerte.

Entre tanto, el dueño del perro afirmó que su fiel amigo solo se le acercó al Policía para olerlo y fue ahí cuando sacó el arma y le disparó. “Éste señor desenfundó su arma y de un tiro de gracia, mato al perro, en el momento había mujeres y niños presentes, también nos amenazó a nosotros con el arma, decía que le tenía miedo a los perros”, dijo Jonathan Rodríguez, dueño del pitbull.

Este lamentable hecho revive la polémica sobre la tenencia de perros de razas consideradas de alta peligrosidad. Según la Ley 746 de 2002, en sus artículos 108 E y 108 F, “dado su alto nivel de peligrosidad, se prohíbe la importación de ejemplares caninos de las razas Staffordshire terrier, American Staffordshire terrier, Pit Bull Terrier, American Pit Bull Terrier, o de caninos producto de cruces o híbridos de estas razas, así como el establecimiento de centros de crianza de esta clase de ejemplares caninos en el territorio nacional”.

Esa legislación también estipula que todo perro de cualquier raza que se considere peligrosa, como los perros PitBull, deben salir a la calle con su respectiva traílla (correa), bozal y permiso de tenencia. Además “el propietario de un perro potencialmente peligroso asume la posición de garante de los riesgos que se puedan ocasionar por la sola tenencia de estos animales y por los perjuicios y las molestias que ocasione a las personas, a las cosas, a las vías y espacios públicos y al medio natural en general” según especifica la norma.

Si cualquier ciudadano se siente intimidado ante la presencia de un perro de una raza considerada peligrosa, podrá comunicarse con la Policía Metropolitana para que analice el caso y de estimarlo necesario, decomisar al animal y llevarlo al Centro de Zoonosis.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo