Ni ‘chicha ni limoná’, cerveza y gaseosa tras el escándalo de Miss Tanguita

Por Mauricio Barrantes / Publimetro

el daño ya está hecho, porque lo que vemos los colombianos es que en un escenario en el que estaban infantes desfilando, estaban empresas, productos o empresarios que hicieron parte de un todo que puso en riesgo los derechos de los menores”

Por simple lógica, una empresa multinacional como Bavaria o Coca-Cola rechazará cualquier relación con un evento en el que se ponga en riesgo la integridad de los menores de edad. Es por eso que, con el escándalo en todos los medios, es imposible hacerse el de la vista gorda ante la ‘fatal’ coincidencia de un plano general que incluye marcas como Águila y Club Colombia, entre otras, al lado de una niña de entre 6 y 10 años. Sin embargo, lejos de repartir culpas, sí es fatal el poco cuidado de algunas empresas a la hora de utilizar sus marcas.

Los hechos ya son conocidos por la mayoría de la población: en Barbosa, Santander, y en el marco del Festi-río, se realizó un concurso con clara connotación sexual, en la que se vieron involucradas niñas de menos de 10 años. Así, en medio de la cerveza y el ‘guaro’, sumado al jolgorio de la gente, costumbres que se pueden en cualquier parte de Colombia, fueron esta vez condenadas por soportar un evento en el que mientras los adultos disfrutaban, se estaba pasando por encima de los derechos de los más pequeños.

La responsabilidad recae no solo en los padres, que permitieron que sus hijas se prestaran para la sexualización de su cuerpo, sino también en el evento mismo; y en las marcas, que por el afán de vender y estar presentes en cuanto festival se hace en Colombia, no se percatan de los contenidos o programas de lo que apoyan.

Juan Carlos Martínez, profesor de propiedad intelectual de la Universidad de la Sabana, coincide en que una empresa tiene que ser muy cuidadosa a la hora de decidir dónde ubicar elementos relacionados con la marca, por los valores que la sociedad le va otorgando. De allí que un escándalo nacional como Miss Tanguita pueda llegar a alcanzar una repercusión negativa a la hora de brindarle valores a los signos de marcas como Águila, Club Colombia, Coca-Cola y otras, presentes en el polémico evento.  

Publimetro contactó a Bavaria para saber cuál era su postura frente a este hecho y confrontar la responsabilidad que le recae al apoyar un festival que incluye este tipo de concursos. Desde su oficina de comunicaciones se dijo que no habría pronunciamiento. De igual forma, Coca-Cola tampoco quiso pronunciarse acerca de este asunto.

Este es un tema de ética empresarial en el que vale la pena abrir el debate. Y es que a la hora de desarrollar productos, uno de las principales preocupaciones es la de mantener una imagen positiva en el territorio donde se opera. De allí que conceptos, populares en la actualidad, como responsabilidad empresarial y ética, no sean solamente asuntos de la academia, sino que efectivamente se vayan transformando en deberes naturales de cualquier compañía.

Covalence, por ejemplo, tiene una metodología para medir la ética corporativa y responder al interrogante de ¿qué debería esa empresa hacer por la sociedad?. Aquí se tienen en cuenta temas como las condiciones laborales, el impacto de la producción, el impacto de los productos y el impacto institucional. 

Martínez asegura que la empresa que patrocina un evento como estos puede que no necesariamente tenga conocimiento de todas las actividades, “pero en el tema de marca, más allá de cualquier responsabilidad jurídica, el daño ya está hecho, porque lo que vemos los colombianos es que en un escenario en el que estaban infantes desfilando, estaban empresas, productos o empresarios que hicieron parte de un todo que puso en riesgo los derechos de los menores”.

En redes sociales se ha cuestionado, tras las fotografías del evento, si Bavaria tenía conocimiento de la existencia de ese reinado en la programación de las fiestas. Aunque ya voceros de la empresa salieron a desmentir cualquier soporte a esta tipo de actividades, no le resta responsabilidad y, por el contrario, se hace necesario un llamado para que se analicen mejor los apoyos que se dan.

La polémica continúa

A través de una comunicación, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, seccional Vélez, indicó que el evento “Miss Tanguita” tenía el aval de esa entidad y que se debía desarrollar bajo medidas y precauciones como abstenerse de “realizar transmisiones y publicaciones que atenten contra la integridad moral, psíquica o física de los niños, niñas y adolecentes”.

Este comunicado contrasta con lo dicho por la directora del ICBF, Cristina Plazas, que aseguró que investigará el evento porque no era lógico que niñas entre 5 y 10 años desfilaran frente a personas que consumían bebidas alcohólicas.

Pero fuera de la condena moral, que tiene escandalizado al país, el daño que obtienen las marcas patrocinadoras solo se empieza a ver, pese a que, desde las empresas dueñas de esas marcas, se desliguen de cualquier apoyo a estos concursos.

Lea también:

Miss Tanguita, el concurso que tiene indignada a las redes sociales

Califican de “grosera” a la Señorita Colombia en Miss Universo

Mark Zuckerberg visita Colombia este miércoles

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo