“Me han comparado con el pulpo Paul y Nostradamus”: @Ardecabo

Por Diego Hernán Pérez

Un hecho curioso se presentó el pasado 11 de febrero cuando la tuitera @YolandaDeMena escribió en la red del microblog que su novio @Ardecabo había soñado que el nuevo papa se iba a llamar Francisco I.

PUBLIMETRO entrevistó a @Ardecabo, quien en la vida real lleva el nombre de Alejandro Rodríguez de Cabo, tiene 22 años. Es hincha del Real Madrid, no se ha bautizado por la iglesia Católica y estudia Publicidad en la Universidad ESIC, en Madrid, España. El joven, quien hasta antes de que se nombrara al argentino Jorge Mario Bergoglio, como el nuevo papa, era un completo desconocido en las redes sociales, hoy supera los 14.000 seguidores en Twitter.

¿Cuéntenos quién es usted?

Soy un chico normal, con los gustos y aficiones típicos de alguien de mi edad (22 años, nació en Madrid, España). Empecé a estudiar Derecho a los 18 años por influencia de mi madre, pero luego decidí hacer algo que verdaderamente me gustaba: encontré la carrera de Publicidad de la que ahora soy estudiante de tercer curso y fue ahí donde conocí a Yolanda (De Mena) ya hace algo más de dos años. Los fines de semana los intento repartir entre mi novia, salir con mis amigos, las obligaciones de la carrera y también algo para mis hobbies como puede ser el deporte, jugar PlayStation o leer un poco que también es necesario.

Ahora bien, entrando en materia, cuéntenos ¿cómo fue su sueño? Descríbalo:

En mi sueño lo único que recuerdo es estar en la Capilla Sixtina y dirigirme a todos los cardenales desde una tribuna o lugar más elevado para comunicarles que el nuevo papa había decidido adoptar el nombre de Francisco I y alguien por detrás de mi me corrigió y apuntó que lo tenía que nombrar como su santidad Francisco I y sentí un golpe que me hizo despertar de manera sobresaltada. Fue en ese momento, cuando Yolanda notó el movimiento. Después le dije que buscara en Google por el Papa Francisco I y tras unos minutos me contestó que solo había encontrado un rey con ese nombre. Luego de eso me pidió explicaciones y ahí le di los detalles del sueño. 

¿Ya había tenido situaciones similares? Si las tuvo, cuéntenos algunas por favor.

Soy una persona que recuerda los sueños con relativa facilidad, pero hasta ahora, siempre habían sido típicas situaciones en lugares o con personajes fuera de lugar. 

¿Usted es católico?

No soy una persona especialmente católica, de hecho ni siquiera hice la primera comunión, pero respeto todas las creencias. 

¿Cómo le cambió esta predicción su vida?

Lo único que ha cambiado esta predicción es mi cuenta de Twitter (risas), pero para nada mi vida. Quizá ahora en la universidad soy un poco más conocido, pero eso es todo. 

¿Qué tal es la relación con su novia Yolanda De Mena?

Mi relación sigue siendo estable y tan bonita como el primer día, esto no la ha cambiado, aunque últimamente me echa la bronca (su novia Yolanda lo ‘cantaletea’) por pasar demasiado tiempo en Twitter (risas).

Sabemos que es hincha del Real Madrid, ¿le ha apostado a ‘los merengues’?

Madridista de alma, no de corazón, porque el corazón un día se para y el alma es eterna, eso es lo que se dice (sonríe). No soy de apostar porque no me gusta jugar con el dinero, pero me gasté bastante yendo a Old Trafford (para presenciar el partido entre el Manchester United y Real Madrid por la Liga de Campeones de Europa) con la confianza de que superaran los octavos de final así que puede contar casi como una apuesta.

¿Se considera el nuevo pulpo Paul?

Desde pulpo Paul, al nuevo Nostradamus, Mesías o profeta me han llamado, entre otros. A veces con ironía y otras con más seriedad, pero yo me sigo considerando el mismo chico normal.

¿Usted juega la lotería? ¿Se ha ganado algún premio?

Desgraciadamente no he ganado nada en la lotería, como te dije lo de jugarme el dinero en el azar no va conmigo.

¿Cuál fue su percepción al darse cuenta que sus predicciones se habían dado?

Las sensaciones fueron muy extrañas, se me juntaron al mismo tiempo una risa nerviosa, algo de incredulidad, porque era capaz de asumir que había sido justo como lo soñé y un puntito de orgullo o satisfacción. Aún así, en ningún momento me pude imaginar lo que estaba por venir.

Y nos dejó en claro que…

Pese a ser estudiante de Publicidad, y entender la desconfianza que eso trae, no he recibido ni un euro por esta situación e incluso, le he negado a mi padre hacer un tuit sobre su empresa con tal de que la gente no piense que lo estoy utilizando para mi beneficio.

Lea también: El tuit que predijo la llegada del Papa Francisco

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo