El fútbol colombiano siempre se ha caracterizado por el buen trato al balón. Basta con recordar la generación del ‘Pibe’ Valderrama, quien con su posesión y pases filtrados se ganó el respeto y admiración del mundo. Por eso, esta nueva camada de grandes jugadores continuó con el legado y lo han demostrado.

David Ospina, Yerry Mina, Wilmar Barrios, James Rodríguez y Radamel Falcao García comandan un grupo de futbolistas que, cada vez que saltan al terreno de juego, dejan en alto el nombre del país. Su entrega, esfuerzo, sacrificio, excelente nivel, técnica y pasión son evidentes a lo largo de los 90 minutos, exponiendo su amor por la camiseta.

El guardameta, David Ospina, transmite seguridad bajo los tres palos. Sus atajadas son memorables y sorprenden. De hecho, en repetidas ocasiones, ha sido el responsable de las victorias de la Selección Colombia, ahogando el grito de gol de sus rivales, que no encuentran cómo romper el celofán.

Eso sí, el arquero del combinado patrio no está solo. El respaldo de una muralla como Yerry Mina es fundamental. Su apodo de ‘el Obelisco’ no es en vano. El central deja claro que es un bastión en defensa con sus cierres en los ‘mano a mano’. Además, su fuerte en el juego aéreo ilusiona a los 50 millones de colombianos, que se ponen de pie cada vez que Yerry vuela en los aires para anotar.

Banner Betplay

En el mediocampo existe una fiel prueba de que los gladiadores aún viven. Wilmar Barrios se bate en la cancha como todo un guerrero, dejando hasta la última gota de sudor. Su estado físico es admirable y hasta inagotable. Nunca da un balón por perdido, ganándose una lluvia de aplausos en reconocimiento a su labor.

Así mismo, James Rodríguez es otro fiel reflejo de lo que genera portar la camiseta de la Tricolor. El cucuteño, con su frase “en la Selección juego hasta cojo”, demostró por qué es uno de los referentes de este grupo. Y es que, en más de una oportunidad, se echa el equipo al hombro camino al triunfo.

Por último, Radamel Falcao García es sinónimo de goles, pero también de liderazgo. ‘El Tigre’ no solo es el máximo goleador histórico del equipo nacional, sino que además es el capitán y ejemplo a seguir por su rendimiento, persistencia y voz de mando.

Sin embargo, Carlos Queiroz tiene sus guardados, que en cualquier momento saltan a la cancha y resuelven una ecuación que parece no tener solución. Stefan Medina, Edwin Cardona y Duván Zapata  son los aces bajo la manga del estratega.

El desempeño en sus clubes de todos y cada uno de ellos es maravilloso. No en vano, recibieron el llamado para representar al país en la Copa América, privilegio que solo unos pocos tuvieron. Por eso, no dudan un segundo en asumir cada partido como si fuera la última batalla.

Un reflejo de perseverancia, sin lugar a dudas, es Stefan Medina. El lateral derecho, quien fue blanco de críticas durante años y años, recibió una nueva oportunidad y sí que la ha aprovechado. De hecho, ha puesto en peligro la titularidad de Santiago Arias y con justa razón. El nivel futbolístico de Stefan sorprende gracias a su despliegue y aporte en defensa y ataque.

Banner Betplay

Caso similar ocurre con Edwin Cardona, que con madurez, entendió la responsabilidad que adquiere cuando integra la Selección Colombia. Poner en entredicho su calidad y técnica sería una injusticia. Y es que son justamente sus cualidades y virtudes las que lo convierten en la primera opción para revertir situaciones complicadas en el terreno juego.

Para finalizar, el hombre del momento. Duván Zapata, con anotaciones, está en boca de absolutamente todos, incluso algunos lo ubican cerca de la élite del fútbol mundial, ya que superó en cantidad de goles a Cristiano Ronaldo en la Serie A, dato no menor. Por eso, esa efectividad se traslada a la Tricolor, donde espera poner a celebrar al país en más de una ocasión.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo