Dave Castiblanco: el verdadero placer de ser diferente

Ni cómo vistas ni con quién te acuestes te identifica.

Por Pablo López

 Lo que más disfrutamos viene en formas distintas: el comer puede ser un ritual, así como el viajar un escape. Nuestras formas de explorar el mundo y de vivirlo son tan versátiles como únicas. Y esto es lo que como humanos, nos hace fascinantes.

Esto ha pasado con el sexo y la identidad de género, que poco a poco ha sido expresada con libertad. Libertad de amar a quien y cómo quieras, libertad de expresión, género y orientación. Y más allá de ser una competencia se trata de eso: de vivir a nuestra manera y diseñar exclusivamente nuestro gozo.

El 28 de junio es el Día Internacional del Orgullo LGBTI y si bien hoy gozamos de la libertad suficiente para salir a las calles y celebrar el placer de ser diferentes, hay quienes aún necesitan ser inspirados por otros para encontrar dicha autonomía.

Por eso, en esta era digital, hay referentes que acompañan a muchas personas que inician su propio viaje en el autodescubrimiento. Y en el mundo de la moda, donde más se han roto estas barreras de género desde hace décadas, Dave Castiblanco ha logrado convertirse en todo un ícono inspiracional. Ser diferente no implica ser aburrido. Y ser diferente abarca múltiples posibilidades, ¿Por qué quedarse con solo una?

PUBLIMETRO dialogó con él para conocer más acerca de este tema y cómo en éste último tiempo ha encontrado aliados ideales para sentirse completamente libre: “Se trata de expresar  la autenticidad. Es algo que te llena de mucha felicidad, que te llena de valor, es el poder de tu misma decidir y decir soy yo y es mi manera de vivir, yo decido por mi vida, por mis intereses sin necesidad de violentar a nadie”.

Esto incluye las etiquetas. A nadie le importa si eres hombre, mujer, o ambos. Si adoras amar a ambos, o solo a uno, o a los múltiples géneros y orientaciones que existen actualmente. Todo es posible al vivir en un mundo donde la gente vive y deja vivir.

Y esa es la clave de la libertad: hoy somos más que un rótulo, tenemos múltiples formas de definirnos. Dave, por eso, es más que un solo registro, más que solo una imagen: “Mi género no binario va más allá del ideal de ser hombre o mujer: por más que mi anatomía haya nacido en un cuerpo masculino, hay un alma, un espíritu demasiado femenino dentro de mí, que habita mi cuerpo.  Y justamente, eso es algo que me saca de una sola categoría (hombre o mujer), sino que me hace una persona  no binaria que está en contacto con su alma y espíritu muy femenino, que está en un cuerpo masculino”.

Hoy no solo la ropa expresa nuestra propia concepción de la individualidad. Vivimos en una cultura donde poco a poco las personas encuentran un espacio propicio para expresarse libres de prejuicios. Dave ha inspirado a muchos al mostrarles que la belleza es como un caleidoscopio: una imagen que tiene millares de colores y formas de ser representada.  Y esto es lo que hace como Embajador de Buena Voluntad en la ONU, al mostrar que como él, miles merecen también florecer en su propia singularidad.

Todos podemos ser, simplemente, quienes queremos ser

“Es un tema en el que las personas tenemos que apostarle día a día: no solo se trata de inclusión con las personas gays o lesbianas, sino también de las transgénero, de las personas que tienen discapacidades, personas que no tienen una pierna, las personas sordas, lenguaje de señas, etc. Creo que todo esto hace parte de la inclusión, en darle el valor y el respeto a todas las personas. El ser personas con sentido común nos ayuda a que la inclusión haga parte de la vida y esto también es parte del futuro”, expresó.

Y eso también es parte de nuestro presente, uno normalizado, donde ya no deberían existir roles hegemónicos para representarse, para amar, para compararse. Es por esta razón que Dave decidió ser parte de la campaña de Durex, una marca que apuesta por ser diferente e incluyente y que exalta precisamente lo que figuras tan legendarias como Diana Vreeland en la moda, o Freddie Mercury en la música, expresaron con sus vidas y personalidades: el placer de ser diferente.

Menos sufrir por no encajar en un parámetro, cuando ya hay muchos más. “No hay otra palabra que hable del placer de ser diferente. Es encontrar ese valor en la autenticidad, en lo que tú eres, en que eres un individuo del mundo, tu identidad es diferente al de todas las personas. Yo siempre recomiendo a todas las personas que dejen de compararse: la comparación nos agrede y es algo en donde tenemos unos duelos internos muy fuertes, porque entramos a creer en que tenemos que empezar a encajar en algo y todas las personas buscan ciertas aprobaciones, pero yo digo que busquemos aprobaciones fuera de ideales patriarcales, de ideales machistas, ideas conservadoras y retrógradas que no permiten el desarrollo libre de su personalidad e identidad”, concluyó el modelo con vehemencia.

Gracias a Dave, se ha abierto el camino para que muchos hombres teman cada vez menos a usar una falda o unos tacones y darles el significado que consideren. Incluso, para encontrar su propia definición de género y orientación. O simplemente, para admirar otra cara de lo estético y lo que se considera bello. Él lo sabe y espera seguir haciéndolo.“Creo que desde mi experiencia y mi discurso puedo ayudar a muchas personas porque se trata de que vivamos en una sociedad mucho más viable y tranquila, en donde podamos escucharnos y tengamos voz, podamos ser reales y seamos quienes realmente queremos ser”. 

 El Placer de ser diferente, Durex

Loading...
Revisa el siguiente artículo