Cinco datos científicos sobre la contaminación de plástico en los océanos

Con el pasar de los años el océano se ha convertido en un contenedor gigante de basura.

Por Publimetro

La labor de limpiar los océanos año tras año es cada vez más maratónica si se tiene en cuenta que más de ocho millones de toneladas de plástico llegan al océano cada año, cifra que equivale a verter un camión de basura cada minuto.

Este dato, dado a conocer por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, es tan escalofriante como saber que los envases y productos hechos de plástico que hoy están en los mares pueden rodear la Tierra cuatro veces en un solo año.

Según GreenPeace, lo más preocupante de todo esto es que el 80% de la contaminación en este ecosistema es causada por el ser humano que, entre otras cosas, consume plástico desde hace décadas sin mayor preocupación por los residuos, el lugar a dónde van a parar y los efectos que causan.

Pero para empezar a generar cambios primero hay que aceptar y conocer sobre la problemática, por eso le contamos cinco datos científicos sobre la contaminación por plástico en el océano.

1. El plástico tarda cientos de años en descomponerse.

Una bolsa de plástico, que entre otras cosas es el elemento que más genera la muerte de especies, tarda hasta 55 años en descomponerse. Un vaso desechable puede tardar unos 75 años y una colilla de cigarrillo, que también abundan en el mar, tarda hasta 5 años en descomponerse.

2. ¿El océano se está volviendo de plástico?

Hay una teoría que dice que por más de que el plástico se descomponga jamás desaparecerá completamente. Las macropartículas quedan en el agua generando daños al ecosistema, porque también contienen químicos que afectan la vida marina. Según la revista National Geographic, se han encontrado partículas hasta en una pulga marina de 3 mm.

3. Podría decirse que hay plástico en todas las especies marinas.

Los científicos han hallado microplásticos en 114 especies acuáticas, y más de la mitad de ellas son habituales en nuestra dieta. Aún no se sabe científicamente si esto trae consecuencias para la salud humana, pero lo que sí está comprobado es que los microplásticos causan daños a toda la fauna acuática.

4. Hay islas enteras de plástico en el océano

En algunas regiones las corrientes oceánicas arrastran billones de objetos de plástico y otros residuos hasta formar remolinos gigantescos de basura. Uno de ellos está situado en el Pacífico septentrional y es conocido con el Gran Parche de Basura del Pacífico. Dicho parche tiene una extensión aproximada de 1.390 km2.

5. Hay mil veces más microfibras de plástico en el mar que las que hasta hace poco se creía

 Una investigación realizada por científicos de Estados Unidos detectó una gran cantidad de pequeñas partículas sintéticas y semisintéticas en 1.600 muestras de agua recogidas en todos los océanos de la Tierra. El resultado arrojó que el porcentaje es mil veces superior, al cálculo realizado hasta antes del 2018, esto debido a que el método de medición utilizado anteriormente no contabilizaba las microfibras de tamaño más pequeño (de menos de 5 milímetros de longitud), que también están en el agua.

Y ya que se habla de este tema, vale la pena destacar una actividad que se realizará en el mes de junio y es el Run For The Oceans, que se llevará a cabo entre el 8 y el 16 de junio, donde los corredores de todo el mundo podrán inscribirse y realizar un seguimiento de sus entrenamientos y carreras inscribiéndose en el desafío Run for The Oceans Challenge en la aplicación Runtastic (Joyrun en China).

Por cada kilómetro recorrido, adidas aportará un dólar a Parley Ocean School (con un límite de 1.5 millones de dólares). Las prendas elaboradas a partir de residuos plásticos reciclado por adidas y Parley, hacen que esta gama ofrezca una alta innovación ecológica y estilo, sin comprometer el rendimiento. Para obtener más información y para registrarse, visite adidas.co/runfortheoceans.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo