logo
native
 /
native 23/05/2019

Bogotá: la ciudad de todos, la ciudad incluyente

El compromiso con la vida tiene que ir de la mano con la inclusión. Para esto, la Alcaldía de Enrique Peñalosa cree firmemente en que la inclusión hace a la ciudad más democrática y a los ciudadanos más felices, y por eso sus entidades hacen grandes esfuerzos para lograrla. Entre los logros están: los barrios legalizados, títulos entregados y mejoramientos de vivienda, así como centros para habitantes de calle y acompañamiento a las mujeres y minorías, entre otros.

Uno de los ámbitos en los que más ha trabajado la Alcaldía de Bogotá es en la transformación de una ciudad que sea cada vez más amable para la comunidad LGBTI, negritudes e indígenas.

Es por eso que el Distrito, en los últimos tres años y medio, ha realizado 879 atenciones jurídicas o psicosociales a defensores y defensoras de Derechos Humanos y víctimas del delito de trata de personas. También lo ha hecho con personas LGBTI, víctimas de violencia por su orientación sexual o identidad de género y ciudadanía en general.

De hecho, gracias a la estrategia Casa Refugio LGBTI, una de las iniciativas creadas para dignificar la vida de quienes pertenecen a esta comunidad, fueron atendidas 116 personas a través del apoyo de la reconstrucción de su proyecto de vida.

Así lo reconoce el secretario de Gobierno, Juan Miguel Durán: “Hemos realizado 879 asesorías jurídicas y psicosociales a víctimas y, por supuesto, a defensores de derechos humanos. De igual forma, llevamos 116 personas de la población LGBTI atendidos en nuestra Casa Refugio LGBTI”.

Además de dignificar la vida, la Alcaldía también promueve el desarrollo de los derechos y deberes como ciudadanos. Por eso la población LGBTI que vive en Bogotá cuenta ahora con un consejo consultivo compuesto por nueve consejeros y consejeras. Ellos trabajarán hasta 2020 en conjunto con la Alcaldía de Bogotá para garantizar los derechos de la población LGBTI.

“Tenemos un consejo consultivo para población LGBTI donde hay nueve consejeros. Todos fueron elegidos por los ciudadanos y este es el espacio donde podemos construir conjuntamente la política pública para la población LGBTI”, agregó el secretario.

La elección de ese consejo consultivo fue posible gracias al Instituto Distrital de la Participación (Idpac), la entidad que coordinó y facilitó el desarrollo de la jornada electoral, brindando garantías a los electores.

“Hemos realizado 879 asesorías jurídicas y psicosociales a víctimas y, por supuesto, a defensores de derechos humanos”, Juan Miguel Durán, secretario de Gobierno de Bogotá

Cerca de 1900 personas votaron para elegir a los expertos que conforman el consejo consultivo. Además, así como lo dijo el secretario, su función es proponer al Distrito lineamientos de política pública que mejoren las condiciones de vida y dignidad de la población sexualmente diversa de Bogotá.

Una política en contra de la discriminación

Disminuir la discriminación en la capital también es uno de los objetivos de la Alcaldía de Enrique Peñalosa para seguir siendo una ciudad incluyente.

Por eso, y con el fin de difundir el mensaje de la no discriminación, la Secretaría de Gobierno realiza jornadas de sensibilización en diferentes espacios de la ciudad para transmitir un mensaje:  #RacisNo: ‘Nuestras diferencias son nuestra mayor fortaleza’.

El secretario Durán, reiteró el compromiso del Distrito contra la discriminación. “Hemos diseñado también un sello que le dice ‘No a la discriminación’ y la invitación es a todos los ciudadanos a que se unan a esta gran campaña y le digamos ‘No al racismo’.”, dijo.

La campaña ha estado presente en el estadio Nemesio Camacho El Campín, también en la Feria del Libro de Bogotá, en la Zona Rosa, la plaza de Bolívar y en 28 colegios distritales, donde 17.723 personas se han sumado a esta iniciativa.

“Hemos diseñado una estrategia denominada RacisNo donde ya aproximadamente unas 18.000 personas han sido sensibilizadas, hemos ido a 28 colegios y seguimos con los establecimientos de comercio”, agregó.

De igual manera, el Distrito le dio vida, por primera vez en 10 años, al Plan de Acciones Afirmativas para la población negra y afrocolombiana, y por primera vez en la historia a tres planes integrales para los pueblos indígenas, rrom y raizales.

En la actualidad avanzan en la implementación de las 229 acciones afirmativas que fueron concertadas para visibilizar a las comunidades. Además, tienen cinco Centros de Orientación y Fortalecimiento Integral Afrobogotanos (Confía), una Casa de Pensamiento Indígena y un espacio móvil para la atención diferenciada: el Etnobus.

“Seguimos trabajando día a día y por eso hemos diseñado una estrategia que incluye nuestro famoso Etnobus, que va barrio por barrio, localidad por localidad, convocando a las personas para que se unan a nuestras estrategias en contra de la discriminación. Pero por otra parte también tenemos los centros Confía para la población afrodescendiente. De igual forma, tenemos la Casa de Pensamiento Indígena y esto ha sido un importante avance de concertación frente a las políticas públicas”, indicó el secretario Durán.

La inclusión está en cada rincón

Este gobierno ha trabajado duro para que la Bogotá Incluyente se siente en cada esquina. Es por eso que ha desarrollado más estrategias que beneficien a todos los habitantes de la capital.

Esta es la razón por la que se ha invertido en el mejoramiento del espacio público, los andenes, las calles, los parques y las ciclorrutas, ya que la Alcaldía de Enrique Peñalosa cree firmemente en que un espacio público amplio, en buen estado y por toda la ciudad, hará de los bogotanos personas más felices, justas e igualitarias.

La inclusión de esta Alcaldía también se refleja en los entornos educativos pensados para personas con discapacidad. Los colegios oficiales de Bogotá atienden actualmente a 18.246 estudiantes con discapacidad y unos 2800 niños con discapacidad reciben alimentación balanceada en 365 jardines infantiles. Además, gracias a la Secretaría Social unas 1274 personas con discapacidad han ingresado a entornos educativos, laborales y productivos.

Este es el caso del Centro de Atención Distrital para la Inclusión Social (Cadis). Esta es la primera sede de formación ocupacional para personas con discapacidad que sean mayores de 18 años. “Las familias que tienen un niño con discapacidad pueden continuar con los servicios que tenían en los Centros Crecer, pero con un programa de formación técnica que, incluso, se hace en alianza con el Sena, para que puedan acceder a diferentes puestos de trabajo”, destacó el alcalde Peñalosa.

Las mujeres en la capital también han recibido una atención especial a través de la Secretaría Distrital de la Mujer, que ha formado y orientado a las mujeres que habitan Bogotá para lograr su participación efectiva como ciudadanas plenas que conocen y exigen sus derechos.

Bogotá seguirá trabajando a diario para lograr que sus casi siete millones de habitantes se sientan tranquilos al saber que en esta ciudad hay espacio para todos.