El 11 de octubre, acorde con la ONU, se conmemora el Día Internacional de la Niña. Parecería que es una de esas fechas protocolarias, donde no hay más que palabras para hacer homenajes políticamente correctos. Pero, así como pasa con el Día de la Mujer, este encierra más que ceremonias artificiales: visibiliza una problemática que comienza en la infancia y que termina -acorde con las cifras de la OMS- con el 35 por ciento de las mujeres del mundo siendo golpeadas o agredidas de alguna forma. Pero que también, bajo esta cifra aterradora, invita a un cambio, al de construir nuevas masculinidades y feminidades.

Es bien sabido que muchos problemas nacen del machismo y de lo que consideramos que “debe” ser un niño o “debe” ser una niña. Estos patrones han originado relaciones tóxicas que desembocan en violencia de género, en represión de identidad (tanto como para niños y niñas) y también en todo tipo de vejaciones que afectan a los dos géneros. Niñas que son violentadas, niños que violentan, niñas que temen, niños que no expresan emociones.

Hoy por hoy, vemos a niñas y a mujeres empoderadas, que saben que una niña no solo es una princesita o que solo es importante por ser bella y callada: saben que pueden alzar la voz y ser escuchadas. Y de la misma manera, los niños han incursionado, en todo aspecto, en redefinir la masculinidad a través de actividades antes vedadas.

Por eso y para empoderar a niños y a niñas, la ONU desde 2011 decretó este día para ver todas estas problemáticas y enfatizarse en la igualdad de género. Pero dos años antes, su día fue promovido por la ONG Plan International, con su campaña “Por ser niña”; enfocada en acabar con la discriminación por el género y promover se acceso a la educación.

Es así como este año, Fundación PLAN en Colombia desea amplificar la voz de las niñas, sobre todo a nivel digital. De esta manera, a través de tomas de poder en varias embajadas y medios de comunicación, las niñas ocuparán puestos importantes donde se podrá aprender de su visión.

También, por medio de la movilización en redes sociales. Todos podrán unirse a la conversación usando el hashtag #XQSomosIguales, tomándose una foto o un video usando la camiseta oficial de este día la cual cuesta $35.000 pesos ingresando a www.plan.org.co, o también pintándose el símbolo de igual en la mejilla por las niñas como muestra de compromiso y así ser parte de este clamor.

Esto también se hará a través del conversatorio Construir Caminos sin Etiquetas en donde cuatro jóvenes empoderadas podrán mostrar cómo se hace la diferencia y cómo se puede surgir en medio de las interseccionalidades que la raza, la clase y sobre todo el género, han construido para mirar que, más allá de otra fecha en el calendario, las niñas necesitan ser escuchadas y los niños, desarrollar patrones que conduzcan a vidas mucho más incluyentes.

De esta manera, se muestra al mundo que todas las personas somos iguales y en cada niña hay un poder increíble generador de nuevas historias. #XQSomosIguales y a la vez muy distintas. Y eso nos hace únicas e irrepetibles.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo