Existen muchas hipótesis sobre el comportamiento de las nuevas generaciones respecto al deseo de adquirir casa propia. Mientras la mayoría de los padres de los millenials (generalmente se considera en esta categoría a las personas nacidas entre 1980 y 2000), dedicaban sus días y esfuerzos para asegurar un techo, hoy muchos creen que existen cambios de comportamiento que hacen pensar que los jóvenes no se desvelan con el tema.

Federico Estrada García, Gerente Lonja de Propiedad Raíz, considera que lo más importante es entender la mentalidad de los millenials, porque “son personas que tienen una mayor movilidad que antes y no tienen prejuicios, como antes, de lo que significaba vivir en arrendamiento; pero, definitivamente en el tema aspiracional de invertir en vivienda, este sigue estando intacto”.

El deseo de adquirir vivienda siempre está presente en todas las personas, el poder sentir que se habita un techo propio genera seguridad, tranquilidad y, sobre todo, orgullo. Sin embargo, la falta de información es tal vez la principal razón por la que muchos deciden vivir en arriendo.

Cuando a una persona que no tiene casa propia y que vive en arriendo se le pregunta ¿por qué?, las respuestas más comunes son: “porque el banco no me presta para la cuota inicial”, “porque no me alcanza para pagar las cuotas de un crédito”, “porque vivo al día y no me queda plata para ahorrar” o “porque si pido prestado para la cuota inicial después no me alcanza para pagar las cuotas del crédito”.

Según García la compra de la vivienda sigue siendo una inversión que la gente tiene como su mejor alternativa y hoy en día las condiciones son mejores que antes. “Creo que contamos con ayudas y beneficios para el comprador de vivienda nueva. Por ejemplo para una que cueste 230 millones de pesos, con las ayudas se alivian las cuotas en por lo menos 25%, eso hace que conseguir vivienda hoy sea más fácil que en el pasado”.

De acuerdo con cifras del DANE, en el trimestre comprendido entre enero y marzo del 2017 se inició la construcción de 3.848.524 m2 para vivienda, con una variación de 8,3% con respecto al mismo periodo en el 2016, cuando se iniciaron 3.553.076 m2.

Además de esta mejoría en las condiciones, ingrese aquí para conocer a fondo una nueva alternativa que hará que los millenials  y hasta los centennials, dejen el miedo a invertir en una vivienda propia y descubran diferentes opciones para convertirse en propietarios.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo