Recomendaciones para no ser un ‘buñuelo’ a la hora de rodar en su moto

Por Publimetro Colombia

¿Cuántas veces no ha escuchado la famosa frase ‘es que ese es un ‘buñuelo’? Seguramente cientos de veces, cada vez que se encuentra con un novato que acababa de comprar moto y tiene poca experiencia. Pero el punto aquí, ‘buñuelo’ o no, es que se deben tener ciertas precauciones a la hora de rodar y más si se está empezando.

De por sí, los moteros ya son vulnerables, así que no hay que ponérsela fácil al destino y más bien estar ‘abeja’ en las calles. Primero, no le haga caso a su papá, su hermano o su tío si le dicen: “Venga, chino, yo le enseño”. Ellos pueden ser verdaderos expertos, pero es mejor que se pague un buen cursito para aprender a manejar, que le enseñen lo básico, las reglas, las señales de tránsito, que le expliquen que una moto ocupa el mismo espacio que un carro y que está prohibido zigzaguear, entre otros consejos básicos.

Cuando haya completado esa fase, no caiga en el primer error de todo ‘buñuelo’: usar la ropa inadecuada. No hay nada más chévere que rodar cómodo, tranquilo y seguro, en vez de andar pensando en si eso está bien o mal. Así que cómprese un buen casco, que dure, que sea de su talla y que no se empañe, aunque si eso ocurre, puede optar por un pinlock y listo. Una chaqueta o chaleco reflector es otro implemento necesario, así que busque uno que funcione por si es de los que quieren rodar en carretera o cuando hay poca luz.

Los guantes son importantes, porque ante un eventual cambio de temperatura, hay que proteger las manos. Sí, tal vez es clave acostumbrarse a usarlos, pero cuando se baje de la moto puede quitárselos, no sea ‘buñuelo’, no sea intenso y aprenda a quitárselos y ponérselos rápidamente.

Si está empezando, es recomendable que use unas buenas rodilleras y coderas, ante alguna caída le van a ser de gran utilidad. Una de las recomendaciones más importantes es que si sale a rodar, tenga en cuenta el peso de la moto; no es lo mismo solo que acompañado o con un baúl gigante.

¡Nunca, pero nunca, salga sin los kits! Son indispensables, el de la despinchada y el de primeros auxilios. No se sabe cuándo haya un hueco en el camino, que pueda causarle una caída. Hay que manejar con precaución y prevenir, pero también disfrutar. Cargue herramientas útiles como un destornillador multipropósito, unas pinzas o una llave de 10 milímetros.

Antes de salir de su casa revise si la ‘motico’ tiene agua, que las llantas y los frenos estén al pelo, y que las luces funcionan como un ‘lulo’. Cuando vaya por las vías no se olvide de usar las direccionales, acuérdese que no va solo por la calle, y si todavía no es tan experimentado, no acelere tanto y más bien tenga paciencia hasta llegar a tercera, mientras tanto váyase por el carril de la derecha.

Por lo menos si va a ser un ‘buñuelo’, sea uno con estilo. No solo se trata de tener la pinta perfecta, sino ser consciente en la vía y tener las precauciones necesarias. Le recomendamos ver la serie web #EntreMoterosNosEntendemos. Estamos seguros que más de uno se sentirá identificado.​

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo