¡A rodar! No importa que estos días hayan estado pasados por agua y el clima poco amable, porque al fin y al cabo esa es la cara natural de Bogotá.  El invierno no es un impedimento para recorrer esos lugares recónditos que permiten tomarse un buen canelazo en la Plaza de Usaquén  o un delicioso chocolate en el centro de la ciudad.

Más fácil aún trasladarse en un All New Picanto 2018, ideal para conocer las calles con los amigos y conquistar una ciudad con ganas de revelarse. Bogotá, con sus verdes cerros y calles llenas de aventureros, permite descubrirse de cualquier forma, hasta de la más tradicional. Le gusta que la miren desde el Cerro de Monserrate o desde Guadalupe; aunque si son más aventureros, pueden acelerar ‘la nariz de tigre’ hasta la entrada de las cascadas que se esconden entre las montañas por Usaquén.

La caída del agua permite conectarse con la naturaleza en medio de la urbe y más aún cuando el vehículo de los conquistadores los espera al final del recorrido de forma segura y confortable. Estos espacios que ofrece la capital del país son un tesoro escondido, tal y como pasa con el Parque Mirador de Los Nevados. Desde este punto de la ciudad se puede descubrir la historia de los antepasados y ver los regalos de la Tierra.

Aunque de sitios místicos también está llena la ciudad. El Cementerio Central es uno de ellos y es un lugar perfecto para conocer esa Bogotá urbana y tradicional. La que todos los domingos, desde muy temprano, acompaña a sus habitantes a pedirle favores a los que descansan en este lugar. Este es un plan perfecto para hacerlo en compañía de amigos y del All New Picanto 2018, pues del cementerio queda muy fácil recorrer la 26 y sus grafitis, así como de entrar al Séptimazo para descubrir los mercados de las pulgas que aún sobreviven en la ciudad.

También están esos lugares en los que se respira cultura y conocimiento, por eso después del mercado de las pulgas lo mejor es pasar por el Planetario o darse una vuelta por el Museo  Nacional. Los trancones no son un impedimento para disfrutar de estos planes, pues tienen un vehículo amplio y con buen centro de entreteniendo K Movie para escuchar su música favorita.

El panorámico del carro permite ver los edificios que guardan secretos y el paisaje verde hace de Bogotá una capital exótica y fácil de descubrir; la hace una de las favoritas de Latinoamérica, no solo de sus habitantes, sino de esos extranjeros que también llegan en busca de aventura.

Y qué mejor que terminar este recorrido con broche de oro y comiéndose una de las hamburguesas más “guerreras” que puede encontrar en la ciudad. Aquí el punto de encuentro es en la calle 19, casi llegando a Las Aguas, lugar de universitarios y de historia, perfecto para compartir y descubrir la capital. ¡Ojo! No se asuste, hasta el estómago tiene que ser aventurero.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo